Tres de las víctimas del caso La Bonanza podrían ser de Mariara

361

Alfonso Barquero acudió este viernes a la medicatura forense de Bello Monte, donde suministró información sobre su hermano, un sobrino y un ayudante de camión, que desaparecieron desde el pasado 10 de octubre. Luego de haber salido de la población de Mariara, estado Carabobo con destino a Puerto La Cruz, estado Anzoátegui, a transportar equipos electrodomésticos para un comercio.

Loading...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la morgue le informaron que debía realizarse una prueba de ADN para realizar las comparaciones científicas sobre los 11 cadáveres esqueléticos que fueron localizados el pasado fin de semana en cuatro fosas comunes en un sector boscoso, sector del relleno sanitario La Bonanza, vía Charallave del estado Miranda.

Barquero reveló que su hermano Jhonny Barquero, de 39 años de edad, conductor del camión Chevrolet Isuzu, placas A59A-NTK, tenía de compañeros de viaje a su hijo Jhosmaer Barquero, de 16 años, recién graduado de bachiller de la República, y el tercer desaparecido, presumen sea el ayudante, de nombre Joel Serven, todos residenciados en Mariara.

Alfonso dijo que su hermano se comunicó con la familia y notificó que iban de regreso al estado Carabobo, que habían entregado la mercancía y se encontraban en Caracas para luego llegar a Mariara. No se tuvo más información de los dos hombres y el adolescente. El familiar del chofer indicó que en la medicatura le pidieron que si su hermano se había realizado algún trabajo dental suministrara la ficha odontológica o placas para realizar las comparaciones. El proceso científico para las identificaciones ha sido lento por cuanto los restos humanos recibieron impactos de bala en la cabeza y quemados desde la cintura hasta la cabeza.

Alfonso indicó que se presume que podría tratarse de su hermano y su sobrino, porque entre todas las víctimas hay uno con el cráneo más pequeño que los del resto, podría ser el del adolescente.
Indicó que luego de la extraña desaparición formularon la denuncia en el Cicpc de Carabobo. Visitaron centros de salud y estaciones policiales hasta que se enteraron por las redes sociales del hallazgo de las osamentas en La Bonanza y que desde el pasado martes decidieron trasladarse a la morgue de Bello Monte.

Extraoficialmente se conoció que las brigadas del Cicpc encargadas de las investigaciones, durante un enfrentamiento con delincuentes donde uno cayó abatido, le incautaron un teléfono móvil celular. Comenzaros a rastrar las llamadas y varias de ellas correspondía al sector de La Bonanza. Eso permitió ubicar las fosas con los restos humanos.

También trascendió que los pesquisas no descartan la presencia de otras fosas comunes, unos metros más hacia la montaña del lugar donde localizaron los 11 restos humanos. Los investigadores tienen buenas pistas y confían en poder identificar y capturar a los homicidas.

EFRÉN PÉREZ HERNÁNDEZ | elsiglo-Caracas

Loading...