Inventó la estafa más grande de la historia y gano millones

353

No son pocas las estafas relacionadas con las finanzas personales. Una de las más persistentes es la llamada “estafa piramidal” o “esquema de Ponzi”. Detrás de esta estafa existe una interesante historia que comienza con un inmigrante italiano que en 1903 pasaría a la historia como el creador de “la peor estafa financiera de la historia”. Carlo Ponzi llegó a los Estados Unidos con la esperanza de mejorar sus propias condiciones de vida en la llamada tierra de las oportunidades.

Loading...

No son pocas las estafas relacionadas con las finanzas personales. Una de las más persistentes es la llamada "estafa piramidal" o "esquema de Ponzi". Detrás de esta estafa existe una interesante historia que comienza con un inmigrante italiano que en 1903 pasaría a la historia como el creador de "la peor estafa financiera de la historia". Carlo Ponzi llegó a los Estados Unidos con la esperanza de mejorar sus propias condiciones de vida en la llamada tierra de las oportunidades.

Tan solo 17 años después, el inmigrante italino afirmaba al periódico New York Times: “llegué a Estados Unidos con US$ 2,50 en efectivo y un millón de dólares en esperanzas. Esas esperanzas nunca me abandonaron“. La historia fue inspiración incluso para el market maker y financista Bernand Madoff, condenado a 150 años de prisión por una estafa de más de US$ 64.000 millones.

En 1918, Ponzi recibió una carta con un International Reply Coupon. Se trata de un cupón intercambiable por una postal para enviar una carta al extranjero vía aérea y con prioridad. En este momento en Estados Unidos seguía habiendo muchos inmigrantes y Ponzi se dio cuenta que podía enviar dinero al extranjero con una moneda devaluada en relación al dólar. Así, comprados ya los cupones y enviados a Estados Unidos, para cambiarlos por sellos postales por un valor en dólares que era mayor. Luego, se venden los sellos con una ganancia que podía llegar hasta 400%.

En poco tiempo, se generó una pequeña fortuna que Ponzi utilizó para implementar su estafa financiera. Fundó la empresa Security Exchange Company en 1919 y se dedicó a buscar clientes para que inviertan en estos cupones a quienes les aseguraba que el ciclo completo duraba unos 45 días. Ponzi cumplía fielmente con su promesa y se ganó la confianza de los inversores. Llegó a manejar US$ 250.000 por día.

En un momento se empezaron a retrasar los pagos a lo que Ponzi calmó rápidamente con un adelanto de US$ 2 millones. Meses más tarde, confesó que no podía enfrentar la deuda de US$ 7 millones que tenía con sus acreedores y se cree que llegó a tener entre US$ 15 y US$ 20 millones (a día de hoy, serían alrededor de US$ 250 millones).  Ponzi terminó en la carcel en reiteradas ocasiones por intentar replicar la estafa, hasta que finalmente fue exiliado a Italia. Su vida terminó en Brasil donde murió en la pobreza a los 60 años.

Loading...