Practican estudios antropológicos a las siete víctimas de La Bonanza

194

Los expertos de la medicatura forense comenzaron los estudios de los restos humanos que fueron localizados en horas de la noche del pasado lunes en fosas comunes, zona boscosa de las inmediaciones del relleno sanitario La Bonanza, municipio Cristóbal Rojas vía Charallave del estado Miranda.

Loading...

Los cuerpos estaban en cuatro fosas comunes, algunos desmembrados y carbonizados. A los cuerpos los someterán a estudios de antropología y odontología forense.
Al parecer, comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), realizando pesquisas sobre la desaparición de transportistas lograron ubicar las osamentas.

En el sitio los especialistas de técnica policial colectaron evidencias de interés criminalístico que pueda conllevar a identificar a los autores de los homicidios: Una camioneta Pick Up, marca Toyota, modelo Hylux, color blanca, sin placas, una manojo de llaves, apéndices pilosos, dos cartuchos percutidos calibre 38 mm y un cartucho de escopeta, entre otros objetos.

Los investigadores también citarán a declarar a familiares de los transportistas desaparecidos, a fin de que aporten informes de trabajos odontológicos y quirúrgicos de sus seres queridos, para realizar comparaciones con los restos humanos localizados en el sector La Bonanza.

UN PACIENTE RENAL

Según indicaron en la morgue de Bello Monte familiares de Dennis José Jiménez Fonseca, de 37 años de edad, fue asesinado a eso de las 6:00 de la tarde del pasado lunes, cuando se encontraba en el sector La Coromoto de la parroquia Coche. Al hombre lo dieron un tiro por la región occipital derecha.

La víctima era obrero de la construcción, pero estaba desempleado ya que tenía ocho años padeciendo de un riñón y estaba esperando ser intervenido quirúrgicamente. Residía con su familia en el sector El Estanque de la parroquia Coche, municipio Libertador.
Según familiares Dennis iba a visitar a su novia en el sector La Coromoto y presumen que intentó evitar ser víctima del hampa, por cuanto algunos vecinos relataron que se escucharon varios disparos y cuando el hombre corrió fue que recibió el impacto en la cabeza.

Fue auxiliado y aún con vida fue trasladado al Hospital Clínico Universitario, pero fue ingresado sin signos vitales. Era el mayor de seis hermanos y dejó una hija de 12 años. Era paciente renal en el Hospital de los Seguros Sociales Dr. Miguel Pérez Carreño, donde sería intervenido el próximo año para extraerle un riñón.

EFRÉN PÉREZ HERNÁNDEZ | elsiglo Caracas

Loading...