Lo que debemos tener en cuenta al tener sexo en la ducha

302

Aquí en la Zona Prohibida nos encanta vivir nuestra sexualidad al máximo. Cuando la gente se imagina el tener sexo en una ducha, todo suena excelente, pero no siempre es así. Ya que una cosa es lo que pensamos, y otra lo que de verdad es.

Loading...

Aquí en la Zona Prohibida nos encanta vivir nuestra sexualidad al máximo. Cuando la gente se imagina el tener sexo en una ducha, todo suena excelente, pero no siempre es así. Ya que una cosa es lo que pensamos, y otra lo que de verdad es.

El sexo en la ducha puede ser una de las fantasías más comunes y candentes que puede tener una pareja, el agua caliente, los cuerpos todavía más calientes y la humedad. Pero no todas las duchas están habilitadas para esto, y nos puede arruinar la fantasía.

Espacio

La mayoría de las duchas no tienen mucho espacio de sobra. Y sí, aquí también sabemos que te puede parecer al principio que para tener sexo no se necesita mucho. Pero a la hora de querer agacharte, o inclinarte, las dimensiones de la ducha pueden frenarte. Y no hay nada que puedas hacer al respecto.

Resbalones

Enjabonar a tu pareja puede ser el inicio para una fiesta en la regadera, pero recordemos que una de las propiedades del jabón es que es muy resbaloso. Lo que puede llevar a una caída que puede apagar la chispa.

Agua fría

Para establecer esa atmósfera sensual, se sobrentiende que la ducha debe estar inclinada hacia el lado caliente, o tibio, para que el calor de nuestro cuerpo se amolde. Pero el agua caliente no es infinita, así que en cualquier momento de la acción te puede llegar un baño de agua fría, que apague todo.

Una reflexión final

Tenemos que ser conscientes a la hora de querer tener sexo en la ducha, de si nuestra regadera está en las capacidades de brindarnos una experiencia de verdad placentera. Si no es así, es mejor llevar el sexo a otro lado, para evitar malos ratos.

Loading...