Vecinos inconscientes arrojan basura en los terrenos de Fetraragua

Habitantes de la calle Colón cruce con La Maracaya del barrio La Coromoto, zona oeste de la ciudad de Maracay, viven afectados por la condición precaria en la que se encuentra el sector debido a un botadero de basura improvisado.

Loading...
Un vecino inconsciente del sector arroja basura en ese espacio

Ese vertedero está ubicado específicamente en la esquina donde convergen ambas calles y frente a una panadería, en un terreno que al parecer es propiedad de la Federación de Trabajadores del estado Aragua, mejor conocida como Fetraragua.

Los vecinos manifestaron su descontento ante la proliferación de roedores, cucarachas, ratones, culebras, moscas y cualquier otro insecto, e igualmente la contaminación ambiental debido a los fuertes hedores que emanan del basurero.

El problema de contaminación y la presencia de roedores mantienen preocupados a nativos como transeúntes. La queja radica principalmente por la ausencia de un buen servicio de recolección de basura, y el sentido de pertenencia de las personas que viven en esa comunidad de no arrojar escombros y cualquier otro desperdicio que afea el ornato de la populosa barriada del oeste de la Ciudad Jardín.

Según denuncia de los comerciantes, el personal responsable de la recolección de basura no pasa desde el mes de febrero. Hay un abandono por parte de las instituciones oficiales del gobierno local.

La ciudadanía vio limpia esta zona y libre de monte, es gracias al trabajo que ejecutan algunos trabajadores pertenecientes a la Alcaldía, mas no son trabajadores del aseo urbano.

Sin embargo, pese a las labores de mantenimiento, siempre se evidencia la actitud negativa e inconsciente de ciertos moradores que se acercan silenciosamente a ese espacio y especialmente en horas nocturnas y arrojan escombros o basura, haciendo que el panorama se muestre abandonado y abarrotado de cualquier desecho sólido.

Roo manifestó su descontento por la acumulación de basura

Para muestra un botón, el señor José Gregorio Roo, dueño de una charcutería, manifestó, “la última vez vino un personal de la Alcaldía, realizó su trabajo, dejó la zona totalmente limpia, pero la comunidad no colabora con la limpieza y la colocación de los residuos en sus sitios asignados, sino por el contrario la botan en ese sitio, generándose así un botadero improvisado”.

Asimismo, Maikel Alcalá, comerciante declaró, “el mosquero y el mal olor nos afecta especialmente en la salud. La comunidad no colabora, sólo echa más basura”.

Por otro lado planteó lo siguiente, “en ese terreno baldío se puede levantar un parque que sería beneficioso para los niños y personas adultas”. El llamado va dirigido para quienes tienen esa obligación de hacerlo.

KARIANGEL PARABABI| (pasante)| elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...