Hombre obsesionado asesinó a su expareja y luego se suicidó

En lo que se presume fue un crimen pasional, un hombre obsesionado que no aceptaba la ruptura de una relación amorosa culminada hace tres años, asesinó a su expareja y luego se quitó la vida.

Loading...
Familiares de ambos fallecidos esperando la entrega de los cuerpos

El hecho se registró en la casa número 24 de la calle Santa Isabel del barrio Francisco de Miranda, municipio Francisco Linares Alcántara, lugar donde fueron hallados los cuerpos de ambos ciudadanos.

Carmeli Rincones, muerta

El sujeto quedó identificado como Wilmer Sandoval y la fémina respondía al nombre de Carmeli Rincones, tenía 36 años, era odontóloga de profesión y no deja hijo en orfandad.

SI NO ERES MIA, NO SERÁS DE NADIE

De acuerdo a lo indicado por David Soto, actual pareja de Rincones, no sabía del paradero de su amada desde el pasado lunes a las 9:00 de la noche cuando ella dijo que se iba de viaje.

Presume que fue secuestrada por su expareja desde ese día, la trasladó a su vivienda ubicada en Francisco de Miranda, donde la mantuvo raptada y posteriormente la mató. “Él acosaba constantemente a Carmeli, le escribía, la llamaba, la perseguía, tenía una obsesión con ella, no se de qué manera la asesinó, pero creo que fue por medio de una asfixia mecánica”, dijo Soto con gran dolor.

Se conoció que al sitio del suceso se presentaron los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalisticas del Eje de Homicidios de la Subdelegación de Maracay para el levantamiento de ambos cuerpos y comenzar las investigaciones.

Durante la mañana de este viernes, familiares de ambos fallecidos se encontraban en el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) de Caña de Azúcar, esperando los resultados de la autopsia de ley y la entrega de los cuerpos para darles cristiana sepultura.

Loading...