Ultimaron en La Julia a funcionario del Cicpc

Cuatro delincuentes que están siendo activamente buscados por funcionarios de la División de Homicidios del estado Aragua, asesinaron vilmente a un investigador del Cicpc en horas de la noche de este miércoles en el sector La Concepción en La Julia del municipio Santiago Mariño del estado Aragua.

Loading...
Sitio donde cayó muerto el investigador

La víctima de ese hecho de sangre respondía al nombre de Jhober Enmanuel Pérez Jaen, de 23 años de edad, de rango detective del Cicpc y adscrito a la Subdelegación de La Victoria. El crimen tuvo de escenario la calle El Canal, parcelamiento La Concepción, detrás del Colegio de Abogados del estado Aragua del municipio Santiago Mariño.

El detective fue sacado de su residencia en horas de la madrugada de ayer

Aunque no hubo información oficial sobre lo ocurrido al policía, se dijo que los hechos ocurrieron pasadas las 12:00 de la madrugada de ayer.

A la residencia de la víctima ingresaron cuatro individuos fuertemente armados, sometiendo bajo amenaza de muerte a Pérez y su esposa que está a punto de dar a luz.

En medio de la situación de violencia, los antisociales le quitaron teléfono a Jhober y comenzaron a revisar la galería de fotos, observando gráficas de sus compañeros de trabajo y de la actividad que realizaba a diario en La Victoria.
– ¡Aja! eres funcionario, exclamó uno de los hampones ¿Qué interesante está el asunto? Se preguntó.

Más tarde le preguntaron al trabajador de la Petejota lo siguiente: ¿Dónde está la pistola? Queremos su arma. Luego el funcionario le expresó: “!Hermano!, no soy petejota ni mucho menos tengo arma de fuego”.

– Lo vas a negar-, replicó uno de los antisociales.
Poco después comenzó a revisar minuciosamente las pertenencias del funcionario y observó un distintivo del cuerpo policial. Le expresó: “Te voy a matar por mentiroso”.

Seguidamente el joven se arrodilló y con su rostro humedecido, quizás, por el sudor o sus lágrimas, le dijo lo siguiente: “Te imploro que no me mates, mi esposa está a punto de dar a luz, déjeme conocer a mi hijo y les pido que se vayan tranquilamente”.

Ante esa respuesta, los choros lo sacaronde la vivienda y en ese momento iba pasando una patrulla de las FAES realizando un operativo de seguridad y orden público.
Otro de los ladrones le dijo a la mujer: “Tú llamastes a las FAES y lo vas a pagar caro”.
¡No señor! No llamé a nadie. Ustedes tienen el teléfono, revíselo si quieren.

Luego que la unidad del cuerpo policial siguió su marcha, los hampones se llevaron de rehén al policia y a unos 100 metros aproximadamente, en un terraplén, ubicado a un costado de la canal de aguas negras, le efectuaron un tiro en la cabeza.

Al oír el disparo, los funcionarios de las FAES regresaron al lugar donde escucharon la detonación y vieron a una mujer tendida en plena vía pública, pidiendo apoyo.
– Señores policías, secuestraron a mi esposo. Él es policía y trabaja en La Victoria. Aquí está su distintivo.

Ante ese panorama desgarrador, los oficiales se trasladaron al sitio donde habían oído el disparo, observando el cadáver tendido en un terraplén.

Ante ese evento desgarrador, los funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales de la PNB reportaron el asunto a los funcionarios del Cicpc y desde ese momento, comenzaron a llegar a La Julia el personal de Caña de Azúcar, Maracay, Turmero, Cagua, Villa de Cura, La Victoria y los investigadores de la División de Homicidio, Criminalísca e igualmente de las FAES.

Al menos, unos 300 sabuesos del Cicpc y delas FAES realizando un abordaje en los sectores de La Julia, La Concepción, La Magdalena y sectores circunvecinos tras la captura de los homicidas.

Hasta las 11:00 de la mañana de ayer, las comisiones mixtas habían detenido, al menos, unos 30 sujetos para el descarte y verificación de antecedentes. Se trató de una razzia que prosiguió a otros sectores del municipio Santiago Mariño.

Al cierre de esta edición se desconocía el resultado de la incursión policial en los sectores de Mariño. De manera extraoficial se dijo que los delincuentes podrían ser identificados, quienes se apoderaron del chaleco antibalas del detective y el celular.

Quienes integran el cuerpo policial se mostraron consternados y muchos se hicieron la siguiente interrogante: ¿Por qué no está presente un fiscal del Ministerio Público para que presencie la autopsia?

A ese niño que está a punto de venir al mundo, le violaron sus derechos de conocer a su padre y además le quitaron la vida a ese ser que lo trajo al mundo. ¿Dónde están los derechos humanos para esa criatura? Según la interrogante de los compañeros de Pérez Jaen.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...