Más de 20 heridos en choques entre Ejército y manifestantes en Líbano

Los enfrentamientos entre el Ejército libanés y manifestantes en regiones del centro del país han dejado más de 20 heridos, mientras las autoridades tratan de reabrir carreteras cerradas desde hacía días por las protestas contra el Gobierno, informó la Cruz Roja libanesa.

Loading...

En su cuenta de Twitter, la Cruz Roja informó de que se han producido al menos dos heridos en Zuk mientras que en Jal el Dib han debido ser atendidas una veintena de personas.
El Ejército comenzó hoy a abrir las carreteras cerradas en las regiones de Kesrouan y Metn (centro), tras días de manifestaciones contra el Gobierno que comenzaron el día 17 tras un fallido intento de tasar las llamadas telefónicas a través de servicios de mensajería por internet.

Miles de personas continúan hoy las protestas en Beirut y en las principales ciudades y localidades del Líbano exigiendo la caída del Gobierno a pesar de que las autoridades han anunciado una batería de reformas económicas con el nuevo presupuesto.

El primer ministro, Saad Hariri, anunció el lunes que se redactarán nuevas leyes antes de que concluya el año para «recuperar los fondos saqueados del Líbano» y para «establecer una autoridad para luchar contra la corrupción», entre otras iniciativas que buscan poner fin a este problema endémico.

Entre las medidas anunciadas también hay una promesa de reducir los problemas de abastecimiento de electricidad aumentando el presupuesto dedicado a este sector, además de controlar los fondos destinados al agua y a la construcción para evitar despilfarro.

Los manifestantes protestan contra el régimen confesional en que los principales cargos del Estado están repartidos entre las 18 comunidades religiosas reconocidas, lo que sitúa al país en un imposible juego político con un Gobierno en el que hay ocho partidos de distinto signo político.

Casi 30 años después del fin de la guerra (1975-1990) las autoridades no ha conseguido garantizar el suministro constante de agua y luz, y el Líbano es uno de los países más endeudados del planeta con 86.000 millones de dólares en números rojos, alrededor de un 150% de su PIB.

EFE

Loading...