GN dio de baja a tres sujetos pertenecientes a un grupo criminal

A través de un trabajo de inteligencia y labores de patrullaje en el marco del dispositivo de seguridad ciudadana en las zonas rurales y agropecuarias de los municipios del sur de Aragua, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, adscritos al Destacamento 429 de los Comandos Rurales, con sede en la población de Camatagua, sostuvieron en la madrugada de este miércoles un fuerte enfrentamiento con integrantes de una poderosa organización criminal que anteriormente estuvo comandada por un líder negativo muerto a manos de sus compinches por el control de la zona, identificado con el alias de “El Juvenal” y actualmente es dirigida por un sobrino del extinto cabecilla.

Loading...
Armas recuperadas en el sitio del suceso

Se informó que la situación irregular ocurrió a las 2:00 de la madrugada en el sector Chimorino del caserío El Memo, en Barbacoas del municipio Rafael Urdaneta, zona cercana a la población de El Sombrero del estado Guárico.

Las comisiones castrenses observaron a unos sospechosos en una propiedad armados hasta los dientes e inmediatamente les dieron la voz de alto. Sin embargo, los individuos desacataron el llamado y mostraron una conducta evasiva.

En una actitud de amedrentamiento se internaron a un sitio y en medio de la oscuridad, accionaron sus armas. Seguidamente se produjo un prolongado enfrentamiento entre los militares y los hampones, en donde cayeron heridos tres de los malvivientes, quienes en aras de garantizarle sus vidas fueron trasladados a un centro asistencial de Camatagua, donde llegaron sin signos vitales, se informó a los representantes de los medios de comunicación social.

Los presuntos delincuentes no portaban documentos de identificación, quedando identificados a través de los remoquetes de “El Pito”, “El Niño” y “El Negeo”, quienes formaban parte del grupo delictivo que ahora es conocido como “El Chachi”.

Durante el procedimiento los militares incautaron tres armas de fuego correspondientes a dos escopetas calibre 12 y un rifle, así como otros elementos de interés investigativo. La actuación de los militares quedó en manos del Ministerio Público. Vale precisar que el resto de la banda huyó hacia una zona boscosa.

Al lugar del suceso se presentaron comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscritas a la Base de Homicidios de Villa de Cura para la instrucción del expediente.

Los militares buscan entre cielo y tierra al cabecilla del grupo delictivo. Hasta el cierre de esta edición se desconocían los nombres de los abatidos.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...