Docentes de La Victoria nuevamente tomaron las calles

Maestros y profesores del municipio José Félix Ribas y parte del eje Este de Aragua, se plegaron este martes a un paro nacional de 48 horas, en función de exigir mejoras salariales y de condiciones de trabajo. Los docentes aseguraron que un aproximado del 90% de sus colegas no laboraron este 22 de octubre.

Loading...
Los profesores con pancartas en mano respondieron el llamado a paro

En este sentido, trabajadores del sector educativo en la entidad, protestaron desde diferentes puntos en la Ciudad de la Juventud, con pancartas y pitos en mano, esto acompañado de una gran caminata que recorrió las principales avenidas de la ciudad, llenas de consignas en repudio a la situación que ellos están viviendo, afirmaron que en la actualidad los educadores viven en pobreza extrema.

La protesta fue pacífica y concluyó con una marcha que recorrió las principales calles de la ciudad

“Estamos el día de hoy acatando la paralización de actividades por 48 horas emanada por la Federación de Sindicatos de Educación. Aquí en Ribas podemos decir que más de 90% de los educadores y personal de los planteles educativos nos hemos sumado a estas acciones, que buscan no más que el bienestar de los que hacemos vida en este gremio”, puntualizó Cruz Marcano, licenciado en educación y docente categoría 6.

Marcano señaló que ellos exigen a las autoridades sus reivindicaciones y respeto al contrato colectivo, el mismo que fue discutido entre la base educativa y el Ministerio de Educación y que sin embargo en la actualidad no ha sido respetado, pues desde julio del 2018, suman 380% de incidencia que no han sido cancelados.

“El presidente del Sindicato Nacional Fuerza Unitaria Magisterial (Sinafum) hace algunos días dijo que los nuevos aumentos a nivel presidencial, sobrepasan el sueldo que nosotros pedimos, lo que no saben es que deben respetar los contratos colectivos y cada una de sus cláusulas”, puntualizó el profesor jubilado.

Asimismo, señaló que en ese mismo contrato se hace referencia en las óptimas condiciones de trabajo, las mismas que se han visto quebrantadas, ya que las instituciones educativas no cuentan ni con la infraestructura necesaria, ni con los servicios que le garanticen al estudiante una educación de calidad.

Para finalizar, los protestantes puntualizaron que de no ser tomadas en cuenta estás exigencias, seguirán en las calles. Comentaron que el próximo paro sería de 72 horas y si tampoco les funciona, tomarán una paralización indefinida como en el año 1979.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...