Presidente de México tuvo que liberar al hijo de Chapo tras alzamiento de criminales

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no ha dejado lugar a dudas. Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante El Chapo Guzmán, fue detenido y, posteriormente, liberado después de que las autoridades se vieran desbordadas ante el poder de los criminales. “Estaban en riesgo muchos ciudadanos, muchas personas, muchos seres humanos. Se decidió proteger la vida de las personas y yo estuve de acuerdo con eso”, ha argumentado el mandatario este viernes durante su conferencia mañanera.

Loading...

López Obrador ha puesto fin a horas de conjeturas sobre lo que ocurrió con el hijo de El Chapo en Culiacán durante la tarde del jueves, horas en las que los enfrentamientos entre militares y criminales sembraron el caos y el terror en la capital de Sinaloa. Aún hay muchos interrogantes sobre el relato de lo ocurrido, pero el mandatario ha admitido que fue el Gabinete de Seguridad —los principales mandos militares y el secretario de Seguridad Pública— quien tomó la decisión de liberar a Ovidio Guzmán “Yo avalé esa decisión porque se tornó muy difícil la situación”, ha incidido López Obrador.

Tras tomar el control de la vivienda, varios grupos rodearon la misma “con una fuerza mayor que la de la patrulla”, explicó Durazo. “Al mismo tiempo, otros grupos realizaron acciones violentas contra la ciudadanía en diversos puntos de la ciudad generando una situación de pánico”, incidió. Ante esta situación, el secretario aseguró que se acordó “suspender acciones” para salvaguardar a la sociedad de Culiacán, una ciudad de 800.000 personas, sin aclarar si eso implicaba la liberación del detenido, como así fue. Ovidio Guzmán López, alias El ratón, es fruto del matrimonio de El Chapo Guzmán —recluido en una prisión de máxima seguridad de Estados Unidos después de haber sido condenado a cadena perpetua en julio— y Griselda López.

Loading...