Conociendo a la histórica Casa de los Altos o la “Guipuzcoana”

En la calle Bolívar con Piar existe una casa llena de arte e historia que caracteriza y hace especial al pueblo de Cagua llamada: La Casa de los Altos o también llamada en su época colonial “Casa Guipuzcoana” que su presencia en el casco central, hizo experimentar una cierta prosperidad del pueblo de doctrina y conformó un hito sumamente importante para la economía de la región durante el periodo colonial.

Loading...

Ubicada en una esquina de la calle con más de 4 casas históricas y de época prehispánica que se mantienen intactas y en presente remodelación, la casa contiene historia que data desde el año 1728, desde las vajillas que todavía se mantienen intactas, hasta los libros más antiguos que el pueblo de Cagua pueda ocultar.

En esta construcción, la compañía Guipúzcoa estableció un despacho muy importante tanto en nuestro continente como en otros países de Europa, que se encargaban de recibir todos los productos traídos de los Llanos y de los valles de Aragua para luego ser enviados a Puerto Cabello con dos destinos: ser distribuidos a nivel nacional o ser enviados afuera de nuestras fronteras.

Su edificación nos lleva a los tiempos de antes, en donde las damas bailaban con vestidos de corsé y hombres de lucha y libertad, construida sobre un poso que también servía como túnel de escapes rápidos en consecuencia a las fuertes guerras que el pueblo tuvo, y por ello fue arquitectónicamente construida en una planta trapezoidal, cuyos espacios se distribuyen alrededor de un patio central, delimitado por corredores perimetrales con arcadas rebajadas y soportadas por columnas de sección circular.

Aunado a esto, su techo se hace destacar por su resaltante estructura hecha con madera de caña amarga y acabado con teja de arcilla, creando ese entorno de magia antigua que te teletransporta a una belleza histórica sin igual.

Carmen González

Carmen González, bibliotecaria que hace vida cada día en estas instalaciones, habló más a profundidad sobre la verdadera historia que oculta esta casa tan antigua, “unos comerciantes de la provincia española de Guipúzcoa en la Venezuela de los años 1700 España, acuerdan establecer regularmente la navegación entre los puertos de España y los de Venezuela circulando barcos con periocidad anual, con el fin de proteger la agricultura y el comercio e intensificar así el progreso de la colonia”.

¿SERÁ CASA GUIPUZCOANA O CASA DE LOS ALTOS?

A través de los años, distintos escritores y cronistas se han debatido la susodicha pregunta ¿será Casa Guipuzcoana o Casa de los Altos? Por ello el cronista del pueblo de Cagua, Simón Puertas, declaró un poco más de esta interrogante que ha trascendido en la historia, “muchas personas hablan y le dan ese mal nombre de “Casa Guipuzcoana”, aunque haya sido en su época de las compañías Guipúzcoa, no significa que debería llevar ese nombre”.

Simón Puertas

“Las casas que eran nombradas “Guipuzcoana, eran edificaciones que normalmente estaban cerca a la orilla de los ríos, mares y lagos, como por ejemplo, La Casa Guipuzcoana de La Guaira, Puerto Cabello y en el Lago de Maracaibo. La de nosotros no puede ser llamada así, en los registros se han conseguido nombres como La Casa de los Altos y de esa forma debería de nombrarse y no de otra manera”.

ESCUELA EXPERIMENTAL DE LAS ARTES MAKANDAL

Esta escuela, es una de las agrupaciones que hacen vida y trabajo en La Casa Guipuzcoana, siendo un centro educativo de integración, que obteniendo el beneficio de ser acreditado por la zona educativa del estado, se busca el reconocimiento de los valores y la posición que deberían de tener todas las personas que presentan alguna discapacidad.

Realizando estudios y actividades de música, danza, teatro y artes plásticas, actualmente cuentan con 40 alumnos, que entre ellos cualquiera podrían presentar diversas discapacidades como: Síndrome de Down, discapacidad físico-motora, sensorial (auditiva y/o visual), intelectual y autismo, pero de igual forma integrándolos a personas que no contendrían ninguna discapacidad, elevando así una propuesta netamente vanguardista y sustentado por un pensum académico.

Por ello, la directora del grupo Makandal, Ingrid Ramírez, habló un poco más sobre la visión de cómo las actividades ayudan a reforzar ese estudio de las artes en particular en los niños, adolescentes y adultos que al finalizar el trabajo, pueden optar por un título en artes, “Makandal es un proyecto social que tiene como objetivo principal de integración a través de las artes de todas las personas con o sin discapacidad, logrando el reconocimiento de los valores y de la posición que debería tener toda persona con discapacidad en nuestra sociedad”.

“Rompiendo los esquemas y desarrollo todo en un sólo programa, creemos fielmente que hoy en día, con un objetivo firme y bien marcado, podemos llegar a ser incluidos en la Universidad de las Artes”, agregó Ramírez.

Actualmente, precisamente en sus adentros se realizan distintas actividades artísticas que involucran a niños con o sin discapacidad que dan vida al área los días lunes a viernes en las tardes, contiene la biblioteca más importante sobre la historia de Cagua llamada “Biblioteca de Arte e Historia Carlos Julio Soto Tello”, fundada el 11 de febrero del año 2000 por el alcalde de esa época, Luis Zambrano, y el Museo de Arte e Historia de Cagua, fundada por Sótero Arteaga, quien fue en sus años cronista del pueblo y por su iniciativa creó uno de los museos con mayor cantidad de obras artísticas de destacados artistas aragüeños.

MONUMENTO HISTÓRICO NACIONAL

Siendo así, una estructura de tanta importancia por sus reseñas y documentos históricos tan valiosos, el 7 de febrero del año 1986 fue declarada como monumento nacional, apareciendo en el decreto número 33.407 de la Gaceta Oficial por la Junta Nacional Protectora y Conservadora del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación.

Sin importar el poco conocimiento sobre esta edificación en el pueblo, la Casa de los Altos sigue teniendo su peso importante entre los monumentos históricos de nuestro país, y teniendo en cuenta su desgaste físico, las personas que dan su vida por esta estructura hacen que renazca ese amor hacia el pasado y de nuestros ancestros.

MARÍA F. GARCÍA (pasante) | elsiglo
fotos | FERNANDO SÁENZ (pasante)

 

Loading...