Mecánicos automotrices se encuentran en cesantía involuntaria actualmente

Aunque constituía ser uno de los oficios más rentables y solicitados en la sociedad, en Venezuela en vista a la situación económica por la que atraviesa, los profesionales mecánicos se encuentran en un receso involuntario, donde muchos han tenido incluso que cambiar las llaves, grasa y motores, por algún otro empleo que si les genere dividendos.

Loading...
Muchos deben esperar hasta conseguir el repuesto

Y es que básicamente la recesión por la que atraviesan los expertos de las reparaciones automotrices, se debe por la ausencia de repuestos o en su defecto el elevadísimo costo que estos tienen en el mercado, lo que a su vez ha obligado a muchos a quienes se les dañan sus vehículos, el tener que pararlos, pues pagar dicho servicio ya no resulta accesible para casi nadie.


La baja en la solicitud del servicio es abismal

En este sentido, Alden Alecio, encargado de un taller mecánico, expresó que el sencillo trabajo de revisión de bujía, meseta y alineación, tiene un costo aproximado de los 400 mil bolívares.

“Reparar sus vehículos ya a las personas les cuesta mucho dinero, por eso la mayoría prefiere dejarlos parados y algunos hasta optan por venderlos”.

Con relación a la baja rentabilidad del negocio en los actuales momentos, Alecio aseveró que el trabajo de la mecánica ya no es lo mismo, pues muchos clientes ya han dejado de solicitar dicho servicio.

Por otro lado el técnico automotriz expresó que muchos que llevan sus carros, se ven igualmente obligados a dejarlos estacionados en el taller, mientras buscan el repuesto que necesitan, estando conscientes además, que mientras más tiempo pasa más aumenta el costo de la reparación.

“Anteriormente uno mismo iba y sabía donde solicitar el repuesto que necesitaba, incluso donde al cliente le salía más económico, pero ahora uno tan sólo le dice lo que le hace falta y bueno el mismo tiene que salir y parir hasta encontrarlo”.

No obstante, según lo expresó Alecio, que en esa búsqueda muchos de sus clientes ya saben que están sujetos, en primer lugar a conseguir el repuesto cotizado en divisas o a no conseguirlo y esperar mientras la mano de obra a medida que pasa el tiempo aumenta de costo.

Por su parte, Carlos Laque, también mecánico automotriz de amplia trayectoria, dijo que nunca antes su profesión había experimentado una crisis igual.

“En lo que va de año quizás no me lo vas a creer, pero este es el tercer lunes en el que nos encontramos laborando, pues el taller prácticamente se la pasa vacío, situación esta que me está exigiendo a buscar un oficio alterno, ya que estoy a punto de cerrar el taller, pues hasta el alquiler me lo han aumentado”.

Igualmente Laque dijo que de tres empleados que tenía, ahora lo acompaña uno solo y de vez en cuando, llega algún colega o amigo que le solicita las herramientas para el mismo reparar su propio vehículo en su local.

“Lo más común es que la gente solía últimamente hacer era el mantenimiento básico, donde se revisa correa del tiempo, lavado de motor, cambio de aceite y bujías, esto está actualmente en 30 dólares, pero ni siquiera eso ahora, pues hay gente que incluso busca el aceite quemado para usarlo de nuevo en sus carros, aún a sabiendas de que eso daña el motor, pero bueno esa es la realidad por la que estamos atravesando”.

JOSÉ LUIS BLANCO | elsiglo

Loading...