Dos semanas con media fase de energía eléctrica tienen residentes de la calle Páez

Desde hace un poco más de una semana, los días no han sido tan buenos para los comerciantes y residentes del centro de La Victoria, municipio Ribas, pues tras un corte de luz, la energía eléctrica no volvió a llegar en su totalidad, dejando gran parte de la zona con media fase, lo que causó molestias en los ciudadanos.

Loading...

Los comercios trabajan a media máquina y con poca clientela

La falla eléctrica se dio específicamente en pleno centro de la ciudad, en la calle Páez, allí desde la tarde del 24 de septiembre, algunos comercios tuvieron que encender sus plantas, mientras que los residentes de la zona y los vendedores restantes se colmaron de paciencia, pues la falla no les dejaba llevar una rutina normal.


Los vendedores que tienen plantas se ayudan ante tal falla eléctrica

Hasta el momento la situación mantiene preocupados a más de uno, tanto que los afectados se dirigieron hasta la oficina de la empresa Corpoelec, para poner la queja, la misma que al parecer no fue escuchada, pese a que la hicieron en cuatro ocasiones, pues no se ha dirigido al lugar ninguna cuadrilla.

Quienes hacen vida en esta transcurrida vía del centro de la capital ribense, especialmente los comerciantes, mostraron su molestia, puesto que la producción y ventas no han estado en óptimas condiciones, debido no sólo a la media fase que mantienen en sus negocios, sino también a los constantes bajones bruscos.

En este sentido, Carlos Aranguren dijo: “Con este problema no he producido ni la quinta parte de lo hacía a diario, es bien malo que se mantenga una falla por tantos días y sin saber la causa exacta. Tenemos a los empleados trabajando e igual hay que pagarle, aun cuando no hemos percibido la misma ganancia, pues la clientela entra ve que no hay punto o Internet y se van”.

Y es que en medio de las entrevistas, muchas fueron las personas que llegaban a los establecimientos, como panaderías, charcuterías, luncherías y otros negocios y tuvieron que salir inmediatamente, en vista de que, o no tenían aire, o no funcionaban las máquinas, o simplemente no podían pasar los puntos de venta y no cargaban efectivo para pagar sus compras.

Finalmente, los afectados hicieron un llamado a Corpoelec para que tome con responsabilidad las denuncias interpuestas, así como también a la municipalidad para que los apoye en estas gestiones que no les permite llevar un buen nivel de vida.

“Sabemos que Corpoelec es completamente ajeno a la Alcaldía. Sin embargo necesitamos que como autoridades, nos ayuden a agilizar la solución de este inconveniente que nos tiene a la expectativa y dañándonos los pocos electrodomésticos que tenemos”, concluyó Mayra Prieto.

DANIEL MELLADO |  elsiglo

Loading...