Fulminado sujeto que le cayó a balazos a estación del peaje

Una historia de película y suspenso se vivió en las primeras horas de la mañana de este viernes en la Autopista Regional del Centro a la altura del peaje de Palo Negro y el barrio 12 de Febrero en Maracay, tras registrarse un fuerte enfrentamiento entre funcionarios apostados a la entrada de la Ciudad Jardín y unos sujetos vinculados con el secuestro de un ciudadano en San Carlos del estado Cojedes.

Loading...
El comisario Edgard Hernández, jefe de Homicidios, se acercó a la estación policial atacada a tiros en la mañana de ayer

De acuerdo a la versión que se facilitó a los periodistas, todo comenzó a las 5:15 minutos de la mañana de ayer, cuando los oficiales de la Policía de Aragua, adscritos a la Brigada de Circulación de la ARC, activaron un dispositivo especial, cumpliéndose las instrucciones del secretario de Seguridad Ciudadana, general José Gregorio Viloria, de revisar las camionetas de pasajeros para evitar los atracos en plena arteria vial y de cualquier otro vehículo que despertase curiosidad.

Lugar donde ocurrió el segundo enfrentamiento

El operativo se desarrollaba con toda normalidad, y de pronto los uniformados vieron una camioneta Four Runner de color azul, con tres personas a bordo y una mercancía. Uno de los agentes le expresó al conductor que se orillara y facilitara la documentación para una inspección de rutina.

Seguidamente se procedió a la requisa de las personas y la visualización de la mercancía, cuando de pronto se observó oculto un arma de fuego, tipo revólver, y al pedir información sobre la tenencia del instrumento, uno de los individuos se molestó y accionó un armamento contra los funcionarios que prestaban seguridad en el peaje.

Los sujetos dispararon varias veces contra la fachada del comando policial instalado en ese punto de la ciudad y los agentes tomaron las precauciones del caso. Minutos después los sospechosos salieron corriendo hacia la Autopista Regional del Centro, cruzaron los dos canales y se internaron hacia el barrio 12 de Febrero, en la avenida Aragua.

En medio de la persecución, uno de los policías logró dominar a uno de los antisociales y comenzaron a forcejear cuerpo a cuerpo. Un segundo delincuente, al ver a su amigo en tales circunstancias, le disparó al oficial y el proyectil impactó en la capa asfáltica. Se corrió con el factor suerte.

En la caída, el funcionario, de apellido Muñoz resultó herido y otro compañero. Durante la persecución, los policías detuvieron a una mujer que acompañaba a los dos hombres.

Tratando de escapar del anillo de seguridad, los dos individuos corrieron hacia la calle José Luis Ramos del referido sector y vieron que un ciudadano abrió la puerta de su casa para irse al trabajo. Seguidamente uno de los hampones sometió a la persona y quiso meterse en la vivienda.

Una segunda comisión de la PA que venía por la ARC, se trasladó al sitio a prestar apoyo y el sujeto le hizo frente, suscitándose un segundo enfrentamiento. Los gendarmes hicieron uso del armamento y el sospechoso cayó herido, siendo trasladado al Seguro Social, en donde fue ingresado sin signos vitales.

Durante el despliegue policial, los funcionarios apresaron a la persona, quien minutos más tarde, en los interrogatorios, confesó que gozaba de un beneficio de casa por cárcel por el delito de robo.

Mientras que la dama relató que ellos viven en Caracas y se trasladaron a San Carlos del estado Cojedes, en donde ejecutaron un secuestro y un asalto de la empresa. En la huida dejaron abandonado al plagiado. Lo liberaron en un tramo de la Autopista Regional del Centro. “Nos caímos aquí, porque uno de los compañeros se puso cómico con los oficiales y disparó sin medir las consecuencias”, habría expresado la detenida, quien junto a su otro amigo, quedó en manos del Ministerio Público para la instrucción del expediente.

Al lugar se presentó una comisión de la Base de Homicidios de Maracay, bajo el mando del comisario Edgard Hernández, jefe de Homicidios Aragua, realizando la planimetría en la calle José Luis Ramos y en la estación policial del peaje de Palo Negro.

El enfrentamiento despertó a los moradores que aún dormían en sus respectivas recámaras y se produjo una gran movilización en toda la comunidad del 12 de Febrero. Se trató de una acción policial al estilo de las grandes películas de acción y suspenso. Dos agentes, adscritos a la Brigada de Circulación, estuvieron a punto de morir a manos de los presuntos secuestradores. El cadáver del maleante fue trasladado a la Morgue de Caña de Azúcar sin ningún tipo de identificación.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...