Asesinaron a un ganadero en Carmen de Cura

1750

Mediante labores de investigación y patrullajes en los asentamientos campesinos y ganaderos de la zona sur del estado Aragua, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, adscritos al Destacamento 429 de los Comandos Rurales, unidad militar ubicada en la avenida principal de Camatagua, tuvieron una situación irregular con unos sujetos implicados presuntamente en hechos delictivos y se vieron en la obligación de repeler a la agresión que se vivió en ese momento.

De acuerdo a la información conocida de manera extraoficial, el suceso ocurrió en un sector del municipio Camatagua en una hora imprecisa, y en el sitio se recuperó un armamento del cual se desconocen detalles.

Digmas Alberto Rebolledo Coronel, fallecido

Cumpliendo instrucciones de la superioridad, los militares visualizaron a unos sospechosos que mostraban una conducta evasiva y al darle la voz de alto, fueron sorprendidos por disparos, situación que se derivó posteriormente en un intercambio de disparos.

Durante el fuego cruzado, uno de los individuos resultó herido y en aras de garantizarle su vida, fue referido al Hospital del Sur de Camatagua, donde dejó de existir cuando estaba siendo evaluado por los facultativos de guardia.

Gisella Castillo, defensora de la familia

Al sitio se presentaron comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas iniciando las averiguaciones correspondientes. El caso quedó en manos de la fiscalía 14ª del Ministerio Público.

Vale precisar que el cadáver fue trasladado a la Morgue de Caña de Azúcar para la autopsia de ley, quedando identificado como Digmas Alberto Rebolledo Coronel, de 39 años de edad.

DESMINTIERON VERSION OFICIAL

Por su parte, los familiares de Rebolledo Coronel, acompañados de una abogada, acudieron este lunes a la Morgue de Caña de Azúcar para retirar el cadáver para su cristiana sepultura, haciendo uso del derecho a la defensa, principio consagrado en la constitución del país, desmintieron la versión del supuesto enfrentamiento con la GNB.

Gisella Castillo, quien se identificó como representante legal de la familia, ofreció su punto de vista, señalando lo siguiente: “Digmas Alberto, quien residía en el sector Guamachito del barrio El Samán en la parroquia Carmen de Cura del municipio Camatagua, fue al pueblo a comprar un kilo de azúcar a eso de la 1:30 de la tarde del sábado pasado, y lamentablemente no llegó a la casa, donde lo esperaban sus seres queridos”.

“Lo detuvieron cuando él realizaba las compras para el hogar y de allí lo obligaron a montarse en el Jeep del Destacamento 429 de los Comandos Rurales. Para ese momento habían testigos”, dijo la denunciante.

“Seguidamente se lo llevaron preso, pero horas más tarde nos enteraron que lo habían herido en Tinapuin, una zona completamente agraria y ganadera por excelencia”, afirmó.
“Lo trasladaron al Hospital del Sur a eso de las 9:30 de la noche del sábado y los médicos me indicaron que fue ingresado ya muerto”, expresó consternada de lo ocurrido.

“A él lo ajusticiaron los militares y estoy aquí defendiendo el honor de ese ciudadano, quien era un productor agrícola y ganadero, padre de tres hijos y otro que viene en camino. Producía el queso que vendía en el pueblo a un precio de 5 mil bolívares y el litro de leche en 3 mil bolívares”, afirmó Castillo. “Tampoco era un delincuente o azote de barrio”, afirmó.

POR UN ROBO
En su declaración expresó que todo comenzó cuando un hijo del señor fue señalado de un robo de una res y una hermana salió en su defensa. Poco después se produjo un altercado con una ciudadana que es pareja de un guardia nacional, identificado con el apellido Barrera, apodado con el remoquete de “La Muerte”.

Se trató de un lío de faldas y este sábado como lo vieron en el centro de Camatagua, los militares entre ellos “La Muerte”, se lo llevaron presos como un acto de retaliación, e igualmente las mujeres.
La pareja – comentó- del militar quedó en libertad plena mientras que la hija de mi defendido quedó bajo presentación. “Esos individuos torturaron al productor agropecuario y además le efectuaron un disparo en el intercostal derecho”.

VIOLACIÓN A LOS DERECHOS HUMANOS

En ese mismo orden de ideas, los familiares denuncian a los funcionarios por la presunta comisión del delito de violación a los derechos humanos y abuso de autoridad, dijo Castillo.
Asimismo se quejó que en la GN hay un hacinamiento total, pues en un calabozo donde encierran a 90 muchachos en condiciones que no son aptas para el habitad humana y en función de eso hago un llamado a la presidenta de los derechos humanos de Venezuela, presidida por la doctora Verenzuela para que tome cartas en el asunto, afirmó la abogada Gisella Castillo.

Finalmente agregó que llevaría el caso hasta sus últimas consecuencias, y no permitirá que ese hecho quede impune, pues queda una familia destruida de dolor.

YADINEL PERALTA (pasante) | elsiglo