Atracadores asesinaron a tiros a un buhonero

204

Familiares de Jonathan Castellanos, de 20 años de edad, relataron en la morgue de Bello Monte, que recibió varios tiros, y quedó muerto en la vía pública, cuando el pasado miércoles en la tarde, luego de laborar en la economía informal en las inmediaciones de la estación del Metro Petare, se dirigía a su casa en el barrio José Félix Ribas, parroquia Petare, del municipio metropolitano Sucre, estado Miranda, al este del Distrito Capital.

Loading...
Atracadores asesinaron a tiros a un buhonero

Allegados indicaron que Jonathan tomó la vía a su casa por el barrio 19 de Abril de Petare, para acortar distancia, al joven lo interceptaron delincuentes que le efectuaron múltiples tiros, lo despojaron de un dinero en efectivo, producto de las ventas y una bolsa donde llevaba ropa para comercializar y pañales para su hijo, ya que su esposa está embarazada.

Los parientes aseguraron que lo mataron para atracarlo, ya que Jonathan no tenía problemas con nadie.

OTRO COMERCIANTE INFORMAL

Deudos de Augusto Javier Méndez Hernández, de 31 años de edad, relataron en la morgue de Bello Monte, que al hombre lo mataron el pasado lunes en horas del mediodía, luego de haber salido de su residencia situada en la calle El León de la parroquia Santa Rosalía, municipio Libertador al sur del Distrito Capital.

Se conoció que su esposa le advirtió que había escuchado detonaciones, al parecer dos bandas rivales dirimían sus diferencias a tiros, que se cuidara, pero Augusto Javier decidió salir para dirigirse a sus labores, un puesto de venta de ropa en el mercado municipal de El Cementerio.

Minutos después, una vecina le avisó a la esposa de Méndez, que estaba visitando a un familia en el Hospital Clínico Universitario, y observó cuando sin signos vitales trasladaban en una camilla a su esposo, que habían sacado de un Jeep color verde.

El hombre recibió un impacto de bala que le entró por el hombro izquierdo, lo atravesó y afectó órganos vitales. Murió instantáneamente. Presumen que quedó atrapado en la balacera que protagonizaban delincuentes.

El trabajador de la economía informal dejó una niña de dos años y era el menor de tres hermanos.

EFRÉN PÉREZ HERNÁNDEZ | elsiglo-Caracas

Loading...