Murió al enfrentarse con la GNB en La Villa

309

En la madrugada del día domingo, efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en cumplimiento de órdenes dictadas por la superioridad, se encontraban realizando labores de patrullaje en un sitio conocido como Francisco Miranda, específicamente en Ciudad Bicentenaria, ubicado en Villa de Cura del municipio Ezequiel Zamora, y de pronto avistaron a unos sospechosos.

Loading...
Morgue de Caña de Azúcar

Seguidamente visualizaron a un sujeto que supuestamente mantenía una actitud sospechosa, inmediatamente los funcionarios procedieron a darle la voz de alto, a la cual el hombre (se presume) no respondió e intento sacar un arma de fuego, generando así, aparentemente, un enfrentamiento en donde resultó herido.

En virtud de garantizarle la vida al presunto delincuente, los funcionarios de la GNB lo trasladaron al centro de salud más cercano, en donde al parecer llegó sin signos vitales.

Posteriormente, los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalisticas (CICPC) se presentaron al nosocomio para levantar el cuerpo y proceder con la autopsia de ley.

VERSIÒN DE LOS FAMILIARES

De acuerdo a la versión de los familiares, Alen José Rojas Pantojas (27) se encontraba recogiendo agua junto con varios vecinos justo al frente del edificio donde residía, ubicado en un sitio conocido como Francisco Miranda (Ciudad Bicentenaria) en Villa de Cura, a eso de los 2 AM, cuando se suscitó ese percance.

Poco después, en medio de dicha situación, llegaron tres patrullas blancas aparentemente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), acto seguido los funcionarios empezaron a amedrentar a las personas, deteniendo a un señor de identidad desconocida y a Alen José.

Cuentan los familiares que, “golpearon al señor y luego lo dejaron ir, mientras que a Alen José se lo llevaron con vida, desapareció por dos horas y a las 4 AM los mismo guardias nacionales que se lo llevaron, lo entregaron al Hospital Dr. Rangel sin signos vitales y aparentemente con cuatro (04) impactos de bala en el pecho, lo ajusticiaron…” añadieron los denunciantes.

Además de ello, los familiares que prefirieron mantenerse en el anonimato, aseguraron que, “todos los vecinos que estaban en ese momento fueron testigos de lo sucedido…”.

Además dijo que la persona no portaba arma de fuego, ni mucho menos andaba incurso en actividades ilícitas, tampoco tenía cuentas pendientes con la justicia venezolana. Era un hombre que gozaba de muy buena reputación.

“No nos identificamos porque nosotros trabajamos para la administración pública, eso nos perjudicarían y a través de los medios de comunicación social, queremos dejar un precedente, esperando que ese hecho no vaya a quedar impune“, dijeron los denunciantes anónimos.

El Ministerio Público tiene que pronunciarse. “No todos los ciudadanos que viven en barrio son delincuentes”.

FERNANDO SÀENZ (pasante) | elsiglo
Fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...