Escenas de sexo gratuitas que nos colaron el cine y la televisión

409

Desnudos forzados e innecesarios, actores que se vuelven carne fría al servicio de una cámara lasciva… Efectivamente, hablamos de secuencias de alto voltaje que no venían a cuento.

Loading...

Harold Becker, director de Malicia, le pidió a su guionista, Aaron Sorkin, que insertarse una escena sexual a última hora: “Escribe lo que te gustaría ver haciendo a Nicole Kidman”. Era 1993 y la escena subida de tono de turno era un trámite en thrillers, dramas de época y comedias disparatadas. A veces conseguían justificarla con la trama, otras no, pero siempre provocaba un momento incómodo cuando la familia entera se sentaba en el sofá a ver la película por televisión. Si a menudo se cita 1969 como el primer año del Hollywood moderno (Easy Rider, Cowboy de medianoche) es, entre otros motivos, gracias a que terminó el Código Hays que había preservado la censura moral en el cine americano desde 1930. En los 70, el sexo era provocador, en los 80 vouyerístico y en los 90 un trámite. Con Internet llegó la democratización del libre acceso al porno y se dejó de hacer el amor en el cine comercial, pero las tres décadas de calentón dejaron varias escenas de sexo que no venía a cuento. Estas son las 14 más gratuitas…

Barbarella (1968): Jane Fonda desafía la gravedad

¿De qué va la película? Una fantasía intergaláctica que iba a protagonizar Brigitte Bardot, pero finalmente protagonizó la mujer del director (Roger Vadim), Jane Fonda. ¿Por qué? Porque Vadim quería a una actriz que interpretase el papel como “una chica adorable con una carrera espacial y un cuerpo estupendo, no intelectual” y no como una parodia. Ya se encargaría el guion de eso.

¿Qué ocurre en la escena? Durante los créditos, un misterioso astronauta levita en una nave espacial y, cuando se quita los guantes, resulta que lleva manicura francesa. La flexibilidad de Jane Fonda desafía la gravedad y acaba quedándose completamente desnuda. Así fue cómo un europeo intelectual (el director, Roger Vadim, es francés) desnudó a la hija del mito americano Henry Fonda. Más tarde la actriz confesó haber rodado la escena con semejante resaca que su sensual caída de ojos era en realidad una lucha por mantenerse despierta.

¿Por qué es gratuita? No había ningún motivo por el que Barbarella retozase desnuda en su nave, como no lo había para que llevase aquellas pestañas postizas y aquel peinado que seguiría usándose en el porno años después de pasar de moda en la vida real. En otra escena, el villano intenta acabar con la heroína encerrándola en una máquina del placer para, literalmente, matarla a orgasmos. Igual de innecesario para la trama.

El color de la noche (1994): Bruce Willis y la alegoría del ritmo

¿De qué va la película? Alfred Hitchcock decía que los thrillers tardan en resolverse porque sus protagonistas no pueden razonar cuándo tienen una erección. El color de la noche es un homenaje a Vértigo como si en vez de pistolas usasen la escopeta de maquillar de Homer Simpson. Spoiler: el asesino es la chica, que tiene cinco personalidades múltiples, con gorra y bigote postizo.

¿Qué ocurre en la escena? Jane March se presenta en casa de Bruce Willis con un vestido rojo, porque él es daltónico y ella una maestra del disfraz. Durante los 4 minutos y 27 segundos siguientes se zambullen en la piscina (donde se ve el pene de él, sin llegar a confirmarse jamás si era el de Willis o el de un doble en el que es el verdadero misterio de este thriller), en la cama y en la ducha.

¿Por qué es gratuita? El pobre Bruce Willis, con el trasero blanquecino por la marca del bañador, acaba exhausto y tienen que parar para cenar (ella desnuda, él de traje) antes de continuar en una alegoría sobre los peligros de creer que con 38 años puedes aguantarle el ritmo a alguien de 20.

La vida de Adele (2013): dos actrices, un director y una gran pelea

¿De qué va la película? El despertar romántico y sexual de Adele, una adolescente francesa, con la experimentada Emma. El festival de cine de Cannes, en una excepción histórica, concedió la Palma de Oro no solo al director (el tunecino Abdellatif Kechiche) sino también a ambas actrices (las francesas Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux). Después se descubriría hasta qué punto se la merecían.

¿Qué ocurre en la escena? Siete minutos de sexo explícito entre las dos mujeres que, una vez queda claro cuánto se desean, se vuelven carne fría al servicio de una cámara lasciva. No hay intimidad entre ellas porque resulta imposible dejar de notar la presencia del director observándolas.

¿Por qué es gratuita? Las actrices confesaron haberse sentido “como unas prostitutas” durante el rodaje de la escena, que se alargó diez horas en las que Kechiche les pedía que dieran más, faltándoles al respeto y sin coreografiarlas. Él reaccionó tachándolas de desagradecidas por “haberse paseado por la alfombra roja con vestidos de lujo y joyas”, furia que acabó con Léa Sydoux (que estaba presente) llorando y describiendo aquel rodaje como “una humillación”.

Pincha aquí para ver la escena.
– Juego de tronos, el capítulo 8×02 (2019): Arya, tú no, por favor

¿De qué va la serie? No hace falta explicarlo: en el segundo episodio de la última temporada (capítulo llamado Caballero de los Siete Reinos) los personajes se apresuran a cerrar cuentas pendientes no vaya a ser que los caminantes blancos se salgan con la suya. Arya, por lo visto, tiene muy claro cómo quiere pasar sus últimas horas de vida.

¿Qué ocurre en la escena? La pequeña de los Stark se lleva a su amigo Gendry al granero, escenario de los mejores escarceos sexuales del Medievo, y se desnuda para poner fin a su virginidad. Tras la emisión del episodio, se dispararon en Google las búsquedas de la edad de la actriz Maisie Williams. Todos querían saber la edad. Tiene 21.

¿Por qué es gratuita? Porque Juego de tronos siempre explotó el sexo solo porque podía, pero hasta entonces uno de sus límites había sido la adolescente Arya, a quien el público ha visto crecer y sintió que estaba presenciando la pérdida de virginidad de su hermana pequeña. Ella es una guerrera, una superviviente y una heroína, pero los guionistas de la serie consideraron que lo que más le importaba ante el hipotético fin del mundo era acostarse con su amigo en el granero.

La habitación (2003): horterada a ritmo de balada rock

¿De qué va la película? Un supuesto drama generacional de personajes que el excéntrico director Tommy Wiseau consideraba su Ciudadano Kane. No lo era. Lo que sí consiguió fue una obra de culto, considerada hoy una de las peores películas de la historia y homenajeada en The Disaster Artist por James Franco.

¿Qué ocurre en la escena? Hay tres actos sexuales en los primeros 26 minutos y dos de ellos son exactamente iguales: el protagonista y su novia Lisa hacen el amor al ritmo de una balada rock, tirándose pétalos de rosa por encima y gimiendo exageradamente mientras se besan con más lengua de la que nadie querría ver.

¿Por qué es gratuita? Por alargada, por hortera (hay planos rodados desde fuera de la ventana, donde por supuesto está cayendo lluvia) y porque, como retrata The Disaster Artist, Wiseau rodó la escena una y otra vez ante la desesperación de la actriz desnuda (Juliette Danielle).

Loading...