Homicidas robaron 15 mil dólares a empresarios pisqueros

980

De acuerdo a las informaciones que manejan los periodistas del diario La República, un tercer venezolano estaría implicado en la muerte de los empresarios pisqueros en Perú, y actualmente es buscado por las autoridades policiales.

Ambos jóvenes cayeron abatidos en Venezuela

Se trata de José Luis Blanco Camacho, de 41 años de edad, quien junto a Alexander Gualdrón (19), abatido por comisiones de las FAES y José Rafael Salcedo Pérez, de 21 años de edad, alias “Cheíto”, muerto en un enfrentamiento con funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscritos a la Subdelegación de Cagua, mató a los esposos Javier Navarro de la Fuente y Susana Méndez de Navarro.

Durante la acción criminal, los antisociales les arrebataron a los empresarios más de 50 mil soles, un equivalente de 15 mil dólares y joyas. Luego de los hechos, “El Papo” y “El Cheíto” regresaron al país y se escondieron en Maracay.

Luego del suceso, un video de la noticia, el cual se hizo viral a través de las redes sociales, llegó a manos de las autoridades policiales y tras una investigación, ubicaron el paradero de Alexander en la urbanización Arsenal y Salcedo Pérez en un sector de La Esperanza, en Santa Cruz, en donde se enfrentaron a las comisiones policiales.

Ambos delincuentes prefirieron entregar sus vidas en tales circunstancias, según la información que se maneja a través de fuentes policiales.

Como es del conocimiento público, los tres compatriotas se marcharon a ese país en noviembre pasado en búsqueda de un mejor estilo de vida, y en el trajinar de la vida, lograron ubicarse en la empresa pisquera en la provincia de Caravelí.

Allí se ganaron la confianza de los dueños de la empresa e incluso le dieron techo, comida y estabilidad económica. “El Papo”, quien planificó la acción criminal, planteó a los compañeros repartirse el botín. Sin embargo, eso no se cumplió y se quedó con la mejor parte.

La Policía Nacional del Perú, durante las investigaciones, informó que Navarro de la Fuente fue encontrado calcinado y enterrado en sus propias tierras agrícolas, mientras que su cónyuge fue hallada sin vida en un baño con el rostro cubierto de cinta de embalaje.

De acuerdo a las pruebas, videos y testimonios recogidos por las autoridades, los responsables del doble homicidio se trataban de tres venezolanos, quienes eran trabajadores de las víctimas. Tras el asesinato, estas tres personas desaparecieron y días después compartieron fotografías disfrutando de vacaciones en Ecuador. Se dieron vida con dinero ajeno.

Desde entonces no se supo del paradero de ellos, a pesar que un fiscal de Arequipa solicitó la orden de captura para los tres implicados, hasta que en junio pasado desde Venezuela se confirmó la muerte de Alexander Bravo Gualdrón también por enfrentarse a las fuerzas especiales chavistas. Ahora la investigación gira entorno al paradero de Blanco Camacho.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo