El debilitado Gobierno paraguayo sigue bajo fuego

143

La crisis política que pesa sobre el Gobierno del presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, a causa de un polémico acuerdo energético con Brasil se agudizó este miércoles con informaciones que salpican a su vicepresidente, Hugo Velázquez, y con la dimisión del quinto miembro del gabinete en lo que va de la semana.

Loading...
El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y el vicepresidente Hugo Velázquez, participan del juramento del nuevo canciller paraguayo, Antonio Rivas

A ello se sumó el anuncio del Partido Liberal, el mayor de la oposición, de que planteará al resto de las fuerzas opositoras promover un juicio político contra Abdo Benítez y contra Velázquez, ambos del Partido Colorado.

Velázquez está en el ojo de la tormenta tras las recientes informaciones que le vinculan con José Rodríguez, un asesor de empresas que habría intervenido en el controvertido pacto con Brasil, sobre la contratación anual de energía de la represa de Itaipú, compartida por Paraguay y Brasil.

El presidente del Partido Liberal, Efraín Alegre, comparece ante los medios

De acuerdo con esas fuentes, Rodríguez habría instruido en nombre de Velázquez a los negociadores paraguayos para que del acuerdo se excluyera un punto que permitiría comerciar energía en Brasil a la Administración de Electricidad de Paraguay (ANDE), y con ello dejar el campo abierto a firmas brasileñas en ese negociado.

Esas informaciones provocaron la dimisión hoy de María Epifania González, madre de Rodríguez, como titular de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad).

Esa dimisión se conoció mientras que Abdo Benítez y Velázquez asistían en el Palacio de Gobierno a la jura de Antonio Rivas como canciller, tras la renuncia este lunes de Luis Alberto Castiglioni, también golpeado por ese pacto con Brasil.

Tras la ceremonia, Velázquez reconoció que Rodríguez, un abogado de 27 años, formó parte de su equipo político, pero negó que tuviera funciones de asesor personal o de asesor de la Vicepresidencia.

“Quiso sacar rédito frente a sus clientes de empresas privadas, pero está haciendo mucho daño para sacar beneficio de sus clientes privadas”, manifestó el vicepresidente.

Velázquez destacó que estos hechos están desencadenando “una crisis gratuita” en el Gobierno paraguayo, ya que Rodríguez, según el relato de Velázquez, utilizó el nombre de Abdo Benítez, el suyo propio y el del presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

Las nuevas informaciones impulsaron una reunión del directorio del Partido Liberal, de la que salió la propuesta de discutir con otras formaciones un juicio parlamentario a Abdo Benítez.
El presidente de los liberales, Efraín Alegre, dijo a los periodistas que esa propuesta deberá ser de “común acuerdo con los demás partidos fraternos” y que su formación no tomará “una determinación de manera aislada”.

No obstante, Alegre subrayó que “hay hechos demasiados comprometedores y graves” que comprometen a Abdo Benítez y Velázquez.

Las informaciones de algunos medios sobre Rodríguez, el nuevo actor en esta crisis, encajan con las declaraciones de este martes del exdirector de la ANDE Pedro Ferreira, quien dijo que una persona cuya identidad no especificó instruyó a los negociadores a sacar ese punto del documento luego firmado.

Agregó que esas maniobras se realizaron a espaldas de Abdo Benítez.
Ferreira renunció a su cargo el pasado miércoles por su oposición a ese pacto, que denunció que había sido llevado a cabo por representantes de la Cancillería paraguaya que apartaron de las negociaciones a los técnicos de la ANDE.

El acuerdo se firmó en Brasilia en mayo, lo que dio pie a la oposición a acusar de “secretismo” al Gobierno y de entregar la soberanía a Brasil.
El Gobierno dio marcha atrás el domingo con el anuncio de que el acuerdo quedaba sin efecto.

EFE

Loading...