Murió un babalao que fue atacado a puñaladas en Embalse La Mariposa

En la medicatura forense de Bello Monte, deudos de Francisco José Mendoza, de 47 años de edad, revelaron que la última vez que supieron de él fue el pasado viernes 19 del presente mes y fue localizado gravemente herido al siguiente día a orillas del Embalse La Mariposa, en la carretera vieja que conduce de la parroquia Coche, municipio Libertador del Distrito Capital.

Loading...
Murió un babalao que fue atacado a puñaladas en Embalse La Mariposa
Embalse La Mariposa; parroquia Coche – CCS/Foto/Archivo

El hombre había logrado el rango de babalao en la religión yoruba, renunció a todos los bienes y decidió vivir como un ermitaño en una cueva cerca del sector Piedra Blanca del Embalse.

En el lugar realizaba sus ritos y atendía a las personas. También lo frecuentaban algunos niños y él les regalaba dulces y alimentos. Era conocido como “Orula” y “Rocolate”, un hombre de piel morena, fornido y de elevada estatura.

El pasado sábado 20 de julio, el hombre fue localizado por algunos niños. Presumen que lo golpearon entre varias personas y lo lanzaron de una altura considerable. Estaba en malas condiciones de salud, vivo, y pronunciaba palabras ininteligibles.

Algunas personas lo auxiliaron y recorrieron varios centros asistenciales, donde no lo pudieron atender o por falta de especialistas o de insumos. Finalmente lo admitieron en el Hospital de los Seguros Sociales Dr. Domingo Luciani de El Llanito, parroquia Petare, municipio Sucre del estado Miranda.

Pese al cuidado de los médicos el hombre falleció el pasado martes 23 de julio. Presentaba heridas punzo cortantes en los testículos y el cóccix.

Allegados indicaron que el año pasado, Francisco Mendoza estuvo detenido, acusado de violación. Fue procesado por el Tribunal 5º de Control que le otorgó libertad plena por cuanto 6 personas testificaron en el juicio y aseguraron que era falsa la acusación.

Un equipo del Cicpc se encargó de las investigaciones para esclarecer el homicidio.

 

EFRÉN PÉREZ HERNÁNDEZ | elsiglo – Caracas

Loading...