Murió menor de 13 años tras ingerir coctel de aguardiente artesanal

Una preadolescente, de 13 años de edad, quien residía con sus progenitores en el municipio José Rafael Revenga, falleció al parecer tras ingerir coctel de aguardiente artesanal.

Loading...
Murió menor de 13 años tras ingerir coctel de aguardiente artesanal
Foto/referencia

Se trataba de María Fernanda Marrero Arrieta, quien habitaba en la calle Pinto Salinas del sector Cerro La Cruz en Sabaneta, parroquia El Consejo, informaron fuentes citadas por los periodistas.

Se comentó que su progenitor se encontraba de cumpleaños el día lunes y él salió acompañado de su esposa a un sector de la referida localidad a comprar una torta para celebrar ese motivo especial.

En la casa quedó la hija de ambos ciudadanos, acompañada de otros miembros de la familia, se trataba de cinco personas.

Al transcurrir de las horas, los presentes en la residencia comenzaron a preparar un aguardiente artesanal ligado con alcohol absoluto, con la intención de hacerlo más sabroso y rendirlo para homenajear al jefe de la casa, según comentaron a los periodistas.

Luego los integrantes del grupo familiar empezaron a libar el aguardiente, de una manera más controlada, pero María Fernanda se servía doble trago y no había alguien quien, con sentido de responsabilidad, la orientara sobre ese particular.

Y ella, se tomaba el trago “de un solo viaje”. Al cabo de cierto rato, la muchacha que cursaba estudios en una de las instituciones educativas del municipio Revenga, se acostó a dormir, y este martes, a primera hora de la mañana, cuando los familiares se percataron que la joven no se levantaba de su cama, se dirigieron a la habitación y su mayor sorpresa fue que la hallaron muerta.

Poco después dieron aviso a las autoridades policiales del municipio Revenga y posteriormente a los investigadores del Cicpc de Las Tejerías y la gente de Homicidios de San Pablo.

Vale precisar que el cadáver fue trasladado hasta la Morgue de Caña de Azúcar para la autopsia de ley, y recolectar además las muestras orgánicas para verificar científicamente, a través de los análisis, qué sustancia le ocasionó el deceso o se trató de otra patología.

Una fuente comentó lo siguiente: “Si todos los presentes tomaron el coctel de aguardiente, ellos debieron presentar los mismos síntomas o sino hubiesen fallecido a causa de esa ingesta alcohólica“. Por tal motivo, el caso está bajo averiguación de las autoridades.

Se podría comentar, de suposición, que la menorcita estaría padeciendo de alguna úlcera y la presencia de alcohol que entró en su organismo, motivó que se desarrollara una secuela de esa naturaleza.

 

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...