Divorciarse cuesta un dineral

169

A pesar de que muchas parejas contraen nupcias por estar enamorados, esperando que la relación o el matrimonio duren para toda la vida según la frase “hasta que la muerte los separe”, algunas parejas son irreconciliables y optan por la separación. Sin embargo, los trámites de disolución de matrimonios hoy en día están a precios muy altos para muchas exparejas, tanto así que algunos se “rejuntan” para no tener que pasar en algún momento al papeleo del divorcio.

Loading...
Keila Perentena, presidenta del Registro Civil

Al respecto, Keila Perentena, presidenta del Registro Civil en Linares Alcántara, indicó que, “a pesar de la crisis todavía se está casando la gente, solamente en junio en lo que respecta a Santa Rita hubo 24 matrimonios; en Francisco de Miranda un total de 10 nupcias y en Paraparal 9, eso da un total de 43 matrimonios solo en el mes de junio en la jurisdicción”.

Explicó Perentena que las mayorías de los casamientos son personas cristianas evangélicas, ya que por mandamiento de la religión deben casarse, además de menores de edad que tienen situaciones de embarazos, entre otras condiciones que obligan al contrato nupcial.

Perentena recalcó que “muchas personas optan por la unión estable que es el conocido concubinato, donde no hay una repartición de bienes, ni trámites de divorcio”.

No obstante, afirmó que existe una unión de hecho “donde esa relación se legaliza con testigos en la Notaría Pública y después de una cierta cantidad de años puede haber una repartición de bienes declarados”.

Destacó que “en las notarías civiles los matrimonios son totalmente gratuitos, donde tienen los contrayentes cumplir con una serie de requisitos, así como los testigos del hecho nupcial”.

Por su parte, Ruth Camargo aseveró que “actualmente un divorcio no baja de 200 dólares, cuando hay que citar a la persona, esperar que se hagan las firmas”, entre otras. Detalló la abogada que “cuando se aplica el Artículo 185 A, que se refiere a mutuo acuerdo, el precio regular es de 150 dólares en adelante”.

Las parejas consultadas acerca del tema recalcaron que no hay matrimonio si no hay amor, pero por la situación del país es mejor meterse a vivir sin pasar por el sacramento del matrimonio, para evitar algún gasto extra, por si las cosas no salen bien por decir “sí, acepto”.

JOSÉ CARPIO G | elsiglo
foto | RAFAEL SALGUERO

Loading...