Con gran reto por delante policías celebran su día

139

Ser venezolana o venezolano, tener entre 18 y 24 años de edad, contar con el título de educación media diversificada, no poseer antecedentes penales, no estar sujeto a interdicción civil o penal, no haber sido destituida o destituido de algún órgano militar o algún organismo de seguridad del estado: Estas son algunas de las condiciones que deben cumplir todos los ciudadanos que quieran ingresar a la Policía Nacional Bolivariana y de esta manera ser un oficial activo de esta digna profesión que celebra hoy su día.

Loading...

Sin embargo, es importante destacar que al entrevistar a quienes llevan años ejerciendo el oficio de seguridad pública, coinciden en agregar un requisito fundamental: el valor. Y así es, aunque no se solicita de manera formal como requisito para ser policía, es obvio que para ser policía se necesita valentía, vocación y el deseo por proteger y brindar seguridad al otro, incluso, a costa muchas veces de la vida propia.

Y es que ser policía es, ante todo, una vocación de servicio público en el marco de un estado de derechos donde debe resaltar el fiel compromiso con el bien común, con el desarrollo de nuestro país, con el bienestar de la sociedad y, sobre todo, con la aplicación misma de la justicia.

Es por ello que como reconocimiento a esta importante profesión, cada 16 de julio desde 1944, se celebra en Venezuela el Día Nacional del Policía, como una muestra de agradecimiento a tan notable labor, y en honor a Nuestra Señora del Carmen, patrona de los uniformados en Venezuela.

Como servidores públicos, los policías tienen el compromiso y responsabilidad de velar por la seguridad de los ciudadanos y es por ello que la dedicación, disciplina y sacrificio son parte de las características de estos profesionales que llevan sobre sus hombros el deber de resguardar a los venezolanos, además de que se trata de un gremio que no tiene descanso.

Sin embargo, muchas veces la generalización negativa y la denigración han creado una brecha que desdibuja el carácter digno que tienen estos funcionarios, razón por la cual muchos, al no entender dicha profesión y lo difícil que resulta su ejercicio, sobre todo en estos tiempos de gran descomposición social, critican incluso su existencia. Obviamente, se trata de personas que olvidan que debajo de un uniforme hay un ser humano, que vive, siente y padece, y que muchas veces se ve obligado a tomar decisiones legales más allá de su voluntad.

En este orden de ideas, Williams Suárez, director general de la Policía Municipal de Santiago Mariño, con 29 años de experiencia, expresa que es policía por amor y vocación.
“Ser policía para mí es ser un servidor público, siempre dispuesto con uniforme o sin él, a brindar ayuda, a socorrer al que lo requiera y brindar protección a la colectividad”, dijo.

Comisario Williams Suárez, director de PoliMariño

“El policía debe ser sensible para ver a las personas de manera cercana e interesarse por sus problemas, es tener un sentido amplio de respeto, equidad y justicia”, añadió.

Al frente de la dirección de PoliMariño, el comisario Suárez dice que su propósito firme ha sido levantar la moral de los funcionarios a su cargo, fomentar el profesionalismo y motivar el trabajo preventivo, sobre todo en un momento coyuntural, donde a muchos les cuesta mantener el ánimo a flote.

“Ha costado superar el rechazo generado por la ineficiencia y corrupción de unos pocos, pues la colectividad etiqueta a todos en un mismo saco, ya que por unos pagan todos, sin embargo, en la Policía Municipal de Mariño hemos venido derrumbando este paradigma, pues la gente siente la respuesta oportuna ante su necesidad, la cual nos llega constantemente por el 0800”.

“También el trabajo en las comunidades, el acercamiento de los funcionarios en otras facetas, bien sea recreativas, deportivas, entre otros, han permitido esta integración”, explicó.

EL RETO DE SER POLICÍA

Para el director Suárez, no es fácil ser policía, entre otras cosas por el difícil reto que se plantean hoy en día estos profesionales a nivel económico, pues la situación país afecta su desempeño, ya que sostener familia, cubrir gastos personales, sin contar los gastos operativos que acarrean el oficio, para los gendarmes se ha vuelto un reto.

“Los profesionales policiales necesitan de un sueldo acorde, una mejor garantía social, que permita reguardar a su familiares también, quienes muchas veces están en vulnerabilidad y riesgo, esto sin duda es el reto que con el presidente Nicolás Maduro se plantea en el país, para vencer el asedio económico del cual somos víctima”, explicó.

“Dirigir en estas condiciones no es fácil, pues los recursos escasean y se necesita de reparaciones de unidades, de nuevas unidades, para ser más eficiente nuestro trabajo, uniformes, equipos y otros, pero en nuestras ganas y empeño echamos manos de la autogestión”, concluyó diciendo el comisario.

Wilmer Peñalver, funcionario con 11 años de servicio

Por su parte, el oficial Wilmer Peñalver, con once años de servicio, y ahora integrante de PoliMariño luego de haber pasado por la Policía Estadal, muestra su razón humana, que lo impulsó a ser funcionario.

“Desde niño siempre quise ser policía para seguir los pasos de mi padre que también lo fue, y ahora me siento orgulloso y feliz de tener esta profesión”, relató.

“Me siento a gusto de pertenecer a este cuerpo ahora en la municipal de Mariño y estoy muy agradecido por el apoyo que nos brinda el comisario Suárez, y creo que como equipo nos esmeramos por brindar una buena gestión de resguardo y patrullaje en toda la jurisdicción”, dijo.

Para Peñalver lo más difícil que le puede tocar a un oficial es enfrentarse a una situación donde esté implicado un familiar o un conocido, pues en su criterio, antes que todo, siempre debe privar la equidad, el deber y la justicia.

“Sí me tocó, estando en la Policía Estadal, efectuar un procedimiento donde estaba implicado un familiar, pero en ese momento puse a un lado los sentimentalismo para cumplir con mi deber y ponerle las esposas a quien era sospechoso, afortunadamente al final el caso se logró resolver”.

EL PAPEL DE LA OFICIAL

Y ya para terminar, dejo el testimonio de una mujer, con el fin de hacer énfasis en el papel fundamental de las damas de uniforme.

Ellas, como heroínas, merecen mayor mérito, pues muestran también su gran capacidad, ya que son madres, buenas administradoras del hogar, excelentes esposas, hijas y más, característica que definen a la oficial Dayana Figueroa, con doce años de servicio e igualmente en las líneas de PoliMariño.

Dayana Figueroa: “Soy policía por vocación”

“Estando vestida de civil me tocó abordar un caso donde un ciudadano al verme en sandalias altas y sin el uniforme se equivocó, ignorando mi profesión, y su sorpresa fue que ante su infracción se encontró conmigo, que le detuve en el hecho en flagrancia”, relató Figueroa, destacando que muchos, por el hecho de ser mujer, suelen subestimar su aptitud profesional.

“Como mujer lo más difícil es cumplir con todos los roles a la vez, tales como madre, hija, esposa y a su vez saber distribuir bien el tiempo para todo”, indicó.

“Me gusta mi profesión por vocación y de hecho, en mi familia dos mujeres somos funcionarios, una prima y yo”, contó.

“Para mí es importante como policía prepararme siempre y en áreas afines a mi carrera y en ese sentido, por eso yo aparte estudio abogacía, lo cual se relaciona totalmente”, agregó Figueroa.

Finalmente, queda destacar que la fecha, dedicada a la Virgen del Carmen, patrona de los policías, es propicia para reconocer el esfuerzo y dedicación de todos estos hombres y mujeres pertenecientes a los diferentes cuerpos y organismos de seguridad del Estado en su ardua tarea de proteger a la ciudadanía.

Nuestra Señora del Carmen, patrona de los uniformados

Y es por eso que la apertura del festejo será en la Catedral de Maracay, a lo que siguen los actos protocolares de ascenso para más de mil 500 oficiales a nivel nacional y de ajuste de rango a más de mil 800 efectivos, acto que en el caso de Aragua tendrá lugar en la plaza Bolívar de Maracay.

JOSÉ LUIS BLANCO | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...