Fulminado uno de los atacantes del comando policial de Los Hornos

315

Uno de los 12 responsables del presunto atentado cometido durante la noche del domingo pasado contra las instalaciones del Centro de Coordinación Policial, ubicado en la comunidad de Los Hornos de Palo Negro del municipio Libertador, resultó muerto en un enfrentamiento con funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana.

Loading...
Fulminado uno de los atacantes del comando policial de Los Hornos
Comisaría de Los Hornos en Palo Negro/Foto/Archivo

Se informó que las comisiones de las FAES, mediante las labores de pesquisajes tras la identificación y posterior captura de los sospechosos, miembros de la banda de “El Mono“, en la continuación de las averiguaciones preliminares, se trasladaron a la calle Las Margaritas del sector La Primavera, zona cercana donde ocurrieron los hechos la noche del domingo después de las 8:30 pm, con la intención de aprehender a uno de los implicados en ese acto, donde resultaron heridos por las esquirlas dos vecinos identificados como Fermina Martínez (75) y Janirison Ospino, de 47 años de edad, avistaron al individuo.

Una vez que se vio descubierto, el hombre mostró una actitud evasiva luego que le dieran la voz de alto e inmediatamente se internó a veloz carrera hacia una residencia fijada con el número 92. Ese acto sucedió a primera hora de la mañana de ayer.

Al parecer, el individuo accionó un arma de fuego contra los oficiales, quienes se vieron en la necesidad de responder a la agresión, registrándose luego un enfrentamiento.

En medio del fuego cruzado, el presunto delincuente cayó herido e inmediatamente lo trasladaron al centro asistencial más cercano, donde prácticamente fue ingresado sin signos vitales, quedando identificado como José Luis Blanco Ruiz, conocido con el remoquete de “Cochino Amarillo“.

Se comentó que la persona al parecer formaba parte de la organización criminal conocida comoEl Tren de Aragua“, en la cual se agrupan delincuentes de amplia peligrosidad.

En el sitio se recuperó un armamento que será sometido a las experticias técnicas

Se recuperó en el procedimiento un arma de fuego correspondiente a un revólver calibre 38, marca Smith and Wesson, serial R303487 con varios cartuchos percutidos.

A través de la base de datos almacenados en el Sistema Integral de Información Policial, se determinó que el armamento aparecía solicitado por el delito de robo ante la Subdelegación de Chacao, expediente B763029, de fecha 27 de junio del 1984, se informó a los periodistas.

Se tuvo información además que al cadáver le practicarán reconocimiento post-mortem en presencia de las partes, y la investigación quedó en manos de la Fiscalía 20º del Ministerio Público.

Vale señalar que al sitio del suceso se presentaron comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de Santa Cruz, dando inicio a las averiguaciones de rigor.

Intensifican búsqueda de “El Mono”

Por otro lado, se comentó que comisiones mixtas de los organismos de Seguridad del Estado venezolano, luego del ataque en la noche del domingo en Los Hornos, practican una serie de diligencias de campo que permitan dar con el paradero de los implicados en ese acto terrorista.

Los sabuesos andan tras las pistolas de “El Mono”, quien funge como líder negativo del grupo atacante y sus compañeros de andanzas, identificados con los apodos de “El Noé”, “El Asdrúbal”, “El William”, “El Cuky” y otros más. En total se hablan de doce sujetos que ejecutaron el asalto.

Presuntamente los responsables de ese hecho viven en Los Hornos y zonas cercanas, y la intención de la organización delictiva era la de rescatar a unos supuestos delincuentes privados en los calabozos del Centro de Coordinación Policial.

Actuaron en una acción tipo comando, y los funcionarios que esa noche estaban de guardia no se amilanaron en ningún momento y enfrentaron a sus enemigos a plomo limpio, mientras que otros pedían refuerzo policial.

Los oficiales de la PA frustraron el rescate masivo de presos, y al verse acorralados, los antisociales, quienes arremetían violentamente contra la edificación policial, emprendieron la huida, dejando abandonado en el camino uno de los carros de color blanco. La unidad vehicular será sometida a las experticias técnicas y a la reactivación de las huellas dactilares que conduzcan al paradero e identificación de los asaltantes, según lo informado a los periodistas.

 

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Loading...