La OEA propone tarjeta de movilidad regional para venezolanos

442

La Organización de Estados Americanos (OEA) abogó este viernes durante la 49 Asamblea General que se lleva a cabo en Medellín, por los derechos a la identidad, la salud, la educación y al trabajo de los migrantes venezolanos en su informe sobre la situación que viven las más de cuatro millones de personas que han huido del país por la crisis, 

Loading...

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, aseguró que los desafíos más grande que sufren los venezolanos que salen del país, están vinculados a su derecho a la identidad.

Por su parte, David Smolansky, coordinador del Grupo de Trabajo de la Secretaría General de la OEA, afirmó sobre la migración venezolana, que “los principales desafíos que hoy se tienen es el derecho a la identidad, el acceso a la salud pública y la educación, así como también las oportunidades para insertarse en los mercados laborales”.

Al presentar el “Informe del Grupo de Trabajo de la Organización de los Estados Americanos para abordar la crisis de migrantes y refugiados venezolanos en la región”, Smolansky propuso la creación en Latinoamérica de “una tarjeta de identidad regional” para facilitar el desplazamiento de quienes huyeron del país caribeño.

“También en nuestras recomendaciones hacemos un llamado a los miembros permanentes y también observadores a no hacer una ninguna deportación de venezolanos que lleguen en condiciones vulnerables, sin antecedentes penales ni haber cometido delitos en los países receptores”, aseveró.

Según datos del informe, una actualización del que fue presentado en mayo pasado en Washington, y que cita cifras de la oficina Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), más de cuatro millones de venezolanos han huido de su país.

De ellos 1,3 millones están en Colombia, 768.100 en Perú, 288.200 en Chile, 263.000 en Ecuador, 168.300 en Brasil, 130.000 en Argentina, 94.400 en Panamá, 40.000 en Trinidad y Tobago, 39.500 en México, 36.400 en Guyana, 28.500 en República Dominicana, 25.700 en Costa Rica, 8.600 en Uruguay y 5.000 en Paraguay.

El estudio de la OEA señala además que en Curazao y Aruba hay 26.000 y 16.000 migrantes venezolanos, respectivamente, lo que supone más del 15 % de la población total de cada una de esas islas.

Almagro también sugirió avanzar en la colaboración para compartir el registro inmigrantes y refugiados venezolanos entre los países receptores, para facilitar las condiciones “de los que huyen y de las naciones que los reciben”.

Entre tanto, el canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, ratificó que el éxodo de venezolanos, constituye un fenómeno sin precedentes en la región. Afirmó que la migración procedente de Venezuela, está excediendo las capacidades de respuesta a nivel local y nacional en al menos 22 departamentos.

 

EFE

Loading...
Cacique