Estar “fitness” arruina un sueldo mínimo

504

La alternativa de mantenerse sano, haciendo actividades físicas en los gimnasios de Maracay, ya no es “trendy” debido a las dificultades económicas que confronta la población.

Usuarios siguen usando los gimnasios para mantenerse en forma

Especialistas en la materia opinan que esta baja en la tendencia “fitness” se debe a que se trata de un negocio “por temporadas”, en las que los ciudadanos deciden ponerse en forma, a lo que se suman los altos costos de las inscripciones.

Al respecto, Ana García, encargada de una sala atlética, dijo: “En este gimnasio las horas donde hay mayor número de personas es entre las 6 y 10 de la mañana; luego entre las 3:00 y 7:00 de la noche. Las personas vienen antes de ir al trabajo o después de salir del mismo, a pesar de la situación y el costo, todo es por temporada, hay épocas bajas, pero también hay momentos donde la frecuencia es constante”.

Los gimnasios sobreviven con las incripciones de temporadas

Algunos usuarios de estos centros atléticos manifestaron que les servia para mucho hacer ejercicios, mejorar la salud y también para drenar el estrés que produce la situación país; otros expresaron que valía la pena hacer el esfuerzo para mantenerse en forma y realizaban esta actividad como parte de su vida diaria.

Néstor Chiquin, gerente de un gimnasio, expresó: “La frecuencia de usuarios sube y baja durante todo el año, pero siempre se mantiene el movimiento de personas. Cabe destacar que durante los últimos años ha bajado la constancia de muchas personas que entrenaban y ya no es lo mismo, pero el lugar se mantiene con la clientela que se ausenta por un par de meses y luego vuelven a entrenar”.

Miriam PérezMiriam Pérez

En este sentido Miriam Pérez, personal administrativo de un gimnasio, explicó que “las fechas con más recurrencia son los meses de enero y febrero; luego después de Carnaval sube un poco la zafra. En años anteriores la frecuencia de personas era constante, y muy fluida, sin embargo muchas veces es el costo lo que aleja a los clientes. Normalmente luego de un aumento se pierden por uno o dos meses, después vuelven y así sucesivamente, es relativo, pero igual que otros años jamás será la misma afluencia de personas usando estas máquinas”.

NEHOMAR J. AZÓCAR S. | elsiglo