Bizcocho de mandarina

154

¿Te sobran algunas frutas de invierno? Pues aprovéchalas y consigue este delicioso bizcocho de mandarina esponjoso y fácil de preparar gracias a la licuadora o batidora eléctrica que vamos a utilizar.

Loading...

 

Ingredientes

8 mandarinas
300 gramos de harina (alrededor de 2 tazas)
200 gramos de azúcar (alrededor de 1 taza y media)
100 gramos de yogur natural sin azúcar (alrededor de media taza)
100 mililitros de aceite (alrededor de media taza)
2 huevos
1 cucharada postre de Levadura en polvo

 

Procedimientos

Lava bien 5 mandarinas, córtalas en trozos y mételas en el vaso de la licuadora o batidora eléctrica, ya que estas las vamos a batir con la cáscara, así el bizcocho de mandarinas enteras sabrá muchísimo más a estas frutas.

Truco: Asegúrate de que las frutas que escoges son dulces y no amargas, si no el bizcocho de mandarina en licuadora quedará también amargo.

Coloca también en la licuadora el resto de mandarinas pero peladas, junto con los huevos, el aceite y el yogurt. Bate todo muy bien durante unos 2 minutos.

En un bol aparte mezcla la harina con el azúcar.

Truco: Si lo prefieres puedes utilizar harina integral para hacer este bizcocho de mandarina fácil.

Agrega la mezcla de la licuadora pasándola por un tamiz/colador al bol con la harina para filtrar las semillas y los pedazos de cáscara que hayan podido quedar al batir. Mezcla bien hasta que la masa del bizcocho de mandarina y yogur quede lisa y homogénea, y entonces añade la levadura y remueve de nuevo hasta que se mezcle bien.

Vierte la masa en un molde y hornea el bizcochuelo de mandarina casero en el horno precalentado a 180 °C durante 1 hora más o menos, o hasta que pinchando con un palillo en el centro y este saga limpio y seco. Asegúrate de no abrir el horno durante los primeros 30 minutos bajo ningún concepto y de ir vigilando la tarta de mandarina para que no se queme, y si no, cúbrela con papel de aluminio esa primer media hora por si acaso, y luego descúbrela.

Truco: Yo utilicé un molde de 20 cm de diámetro.

Una vez bien horneado saca del bizcocho de mandarina esponjoso y fácil de preparar del horno y deja que se enfríe completamente antes de desmoldarlo. Luego decóralo a tu gusto con un poco de azúcar glas, nata montada o unas naranjas en almíbar por encima por ejemplo.

Truco: Si deseas preparar el glaseado que ves en mi bizcocho de naranja húmedo hierve 1 taza de azúcar glas con 3 cucharadas soperas de leche y viértelo por encima.

Loading...