Nayib Bukele asume la presidencia de El Salvador

357

El empresario Nayib Bukele asumió este sábado la Presidencia de El Salvador para el período 2019-2024 en una ceremonia que se celebró en la plaza Capitán General Gerardo Barrios, en el Centro Histórico de San Salvador.

Nayib Bukele asumió la presidencia de El Salvador
Bukele durante su juramentación como nuevo Mandatario de El Salvador/Foto/Cortesía

Bukele juró el cargo ante el presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, quien posteriormente le impuso la banda presidencial ante cientos de invitados especiales, incluidos siete mandatarios, y ciudadanos.

Vestido con un impecable traje azul oscuro, el nuevo presidente tomó juramento ante unas 10.000 personas, muchas con camisas celestes, que lo ovacionaron con aplausos bajo el grito de “Sí se pudo”.

En un discurso de media hora, en el que evitó mencionar las acciones que pondrá en marcha para atacar los problemas del país, el joven mandatario pidió a los salvadoreños “el compromiso” de trabajar “para sacar adelante al país”.

“Nuestro país es como un niño enfermo, nos toca a todos cuidarlo”, exclamó ante la multitud.

El nuevo mandatario rompió el bipartidismo de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena, 1989-2009) y del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, 2009-2014), los partidos responsables de firmar los acuerdos de paz de 1992 que finalizaron la guerra civil de 12 años.

Bukele, un ex alcalde de San Salvador, tiene como prioridad en su gestión de cinco años contener a las pandillas o maras que reclutan a los jóvenes y viven de la extorsión y venta de drogas.

El Salvador se mantiene como uno de los países sin guerra más violentos del mundo con un promedio de 51 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2018, en su mayoría atribuidos a las pandillas que tienen unos 70.000 miembros, de los cuales casi 17.000 están encarcelados.

Además, a Bukele le corresponderá luchar contra la corrupción y comenzar por reestructurar el aparato del Estado, que en las últimas tres décadas vio su planilla crecer de 69.887 empleados públicos en 1989, a 166.577 en 2018.

El nuevo Mandatario ha señalado que promoverá la instalación de una comisión contra la corrupción, similar a las que existen en Guatemala y Honduras, y para ello pidió apoyo a la Organización de Estados Americanos (OEA) y las Naciones Unidas (ONU).

 

EFE/AFP