Falleció cuarto niño en lo que va de mes por la espera de un trasplante medular

361

Erick Altuve, de 11 años de edad, falleció este domingo 26 de mayo mientras estaba a la espera de un trasplante medular en el hospital JM de los Ríos, en Caracas.

Hospital de niño JM de los Rios en Caracas/Foto/Archivo

Altuve formaba parte de un grupo de 30 niños que sufren de leucemia linfoblástica y requieren trasplantes de médula ósea.

La vida de Erick se detuvo en seco poco antes de las 6:00 pm de este domingo. Estaba en la terapia intermedia del hospital donde sufrió un paro respiratorio.

A Erick no solo le hizo falta un trasplante medular, sino también antibióticos. Los pacientes hematológicos, tras someterse a quimioterapias, tienen sus sistemas inmunológicos deprimidos. Esto hace que sean propensos a contraer infecciones.

Sin embargo, desde principios de mayo, el suministro de antibióticos es irregular en el J.M. de los Ríos. Cuando Erick murió, en el hospital no había ni Meropenem ni Vancomicina, antibióticos de amplio espectro.

Con Altuve son cuatro muertes confirmadas por este motivo en el recinto de salud pediátrico durante el mes de mayo. El primero fue Giovanni Figuera (6 años), quien falleció el 6 de mayo. Le siguió Robert Redondo (7), el 23 de mayo. Después vino Yeiderbeth Requena (8), quien murió ayer sábado, 25 de mayo.

Es decir, solo en cuatro días, han muerto tres niños del servicio de Hematología.