El Papa llama a superar el miedo durante su Homilía en la Vigilia Pascual

202

El papa Francisco hizo este sábado un llamamiento para que los seres humanos superen el miedo, la cerrazón y la desolación, elementos que acaban con la esperanza, durante la homilía que pronunció en la Vigilia Pascual de este Sábado Santo.

Loading...
Misa de Sábado Santo
Aspecto de la Homilía de Pascua en el Vaticano

El pontífice pidió que las personas pasen “de la cerrazón a la comunión, de la desolación a la consolación, del miedo a la confianza“, durante este rito de Semana Santa que se celebró en una Basílica de San Pedro repleta de fieles.

La ceremonia comenzó a las 20.30 hora local (18.30 GMT) con la basílica totalmente en penumbra y en silencio, para conmemorar el dolor de la muerte del Señor.

El rito dio inicio con la bendición del fuego y después el papa incidió con un punzón sobre el cirio pascual, símbolo de Cristo, “Luz del Mundo”.

Grabó una cruz y también la primera y la última letra del alfabeto griego -alfa y omega-, junto con las cifras del año en curso.

Lo hizo mientras pronunciaba a la vez en latín: “Christus heri et hodie, Principium et Finis, Alpha et Omega, ipsius sunt tempora et saecula. Ipsi gloria et imperium per universa aeternitatis saecula” (Cristo ayer y hoy, principio y fin, alfa y omega. A Él pertenece el tiempo y los siglos, a Él la gloria y el poder por los siglos de los siglos).

Después Jorge Bergoglio recorrió en procesión la basílica en total oscuridad, en representación de la ausencia de luz tras la muerte de Jesucristo, mientras los fieles iban encendiendo poco a poco las velas que habían llevado a la ceremonia, con la llama procedente del cirio pascual.

El papa llegó momentos después al altar mayor, la basílica se iluminó y un diácono comenzó entonces el canto del “Exultet“, el himno pascual, un recorrido sintético de la historia de la salvación.

El papa dedicó su homilía a hablar de las que llamó cuatro grandes piedras de la vida de los seres humanos, “contra las que se estrellan las esperanzas y las expectativas: la muerte, el pecado, el miedo, la mundanidad“.

El papa Francisco durante la Misa Pascual en el Vaticano
El papa Francisco durante la Misa Pascual en el Vaticano

La ceremonia sigue la tradición de los primeros años de la Iglesia católica, cuando los catecúmenos (adultos que aspiran al bautismo) eran bautizados en la noche de la Vigilia Pascual.

En esta ocasión, el papa Francisco, revestido con ornamentos blancos, bautizó a ocho personas, procedentes de Ecuador, Perú, Italia, Albania e Indonesia.

La Vigilia Pascual o “Lucernario” es uno de los ritos más antiguos de la liturgia y se celebra en la noche del Sábado Santo que San Agustín llamó “madre de todas las vigilias“, en alusión a la espera de la Resurrección del Hijo de Dios.

 

EFE

Loading...
Cacique