Frigoríficos y pescaderías trabajan “como vaya el día”

311

Inmersos en la crisis eléctrica, los carniceros y pescaderos no les resulta pedir con regularidad mercancía, ya que se mantiene el riesgo de perderlo todo debido a los apagones.

Las carnicerías corren el riesgo de cerrar sus puertas

Los locales que no cuentan con planta hacen milagros para mantener la carne en buen estado, arriesgando que se pueda dañar por la manipulación de la misma, sin embargo, la situación es tan crítica que asumen los riesgos apegados a la fe.

Guillermo Celis, carnicero, indicó: “estamos pidiendo la colaboración de algunos locales vecinos que tienen plantas para refrigerar la carne, ya que nosotros no tenemos”.

Ante la situación, “no hemos hecho más pedidos, porque no podemos mantener las carnes, esto ha provocado pérdidas considerables en el negocio, estamos trabajando según como vaya el día”.

Pescaderos reportan bajas en las ventas

Por su parte, Cecilio Galárraga resaltó, “no hemos hecho más pedidos, por el problema de la luz, estamos trabajando con lo que tenemos”.

Celina de Abreu, encargada de una carnicería, señaló, “se nos hace difícil comprar el gasoil, aunque tenemos planta las ventas han mermado bastante, estamos pidiendo según se nos vaya acabando, prácticamente laboramos a pérdida”.

Cabe resaltar que en el municipio Mariño no se observaron pescaderías abiertas sino algunos vendedores con cavas ofreciendo los frutos del mar.

José Montero afirmó que se está bajando poco pescado “pues no se puede pedir más por la problemática existente, un pescado no te puede durar mucho tiempo sin refrigerar, se daña en menos de 24 horas, esto baja las ventas, la oferta y la demanda merman”.

Los vendedores aseguraron que no se atreven a pedir más mercancía de lo debido, ya que se les puede dañar, y las pérdidas serían cuantiosas, tanto así que podría provocar el cierre de sus negocios.

JOSÉ CARPIO G.| elsiglo
fotos | JOSÉ RAMÓN GONZÁLEZ