Comentarista de Fox es la nueva portavoz de Exteriores en EE.UU.

167

  Mike Pompeo, secretario de Estado de EE.UU., nombró este miércoles a la comentarista de Fox Morgan Ortagus como nueva portavoz de su departamento en sustitución de Heather Nauert.

Ortagus renunció a su trabajo en Fox la semana pasada cuando su nombre ya sonaba para sumarse al Gobierno de Donald Trump.

 

Ortagus  en otras presidencias

De 36 años, Ortagus trabajó durante el Gobierno de Barack Obama (2009-2017) como analista de inteligencia para el Departamento del Tesoro, siendo asignada en 2010 a la Embajada estadounidense en Arabia Saudí.

Su trabajo para ese entonces consistía en “identificar y designar terroristas” para incluirlos en la lista de sanciones de Naciones Unidas.


W. Bush

 


Previamente, en 2007, todavía con George W. Bush (2001-2009) en la Casa Blanca, Ortagus fue contratada como portavoz de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

Al dejar el sector público, Ortagus fundó la firma de asesoría GO Advisors y se inscribió como reservista de la Armada de EE.UU.

Ortagus también trabajaba como comentarista para Fox News, que se ha convertido en una cantera para funcionarios gubernamentales en la Casa Blanca de Trump, que ha reconocido que es su cadena favorita.

Durante la campaña electoral de 2016, Ortagus formaba parte de un comité vinculado al exgobernador de Florida Jeb Bush, uno de los rivales de Trump en las primarias republicanas.

En diversas apariciones televisivas, Ortegus calificó a Trump de “repugnante” por sus burlas a los discapacitados, dijo que no era “serio” y criticó su agenda exterior, que tildó de “aislacionista”.

“Francamente, no quiero a alguien con el temperamento de un chico pubescente de instituto en la oficina del presidente”, dijo, precisamente a Fox News Radio.

La nueva portavoz sustituirá a Nauert, expresentadora de Fox News que llegó al Departamento de Estado con Rex Tillerson como secretario en 2017.

A finales del año pasado, Trump eligió a Nauert para sustituir como embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas a la influyente Nikki Haley, que para muchos ejercía como auténtica representante de la diplomacia estadounidense y que dimitió de su cargo.

Nauert, sin embargo, retiró su candidatura a mediados de febrero, antes de pasar el escrutinio del Senado para su confirmación, alegando “razones familiares”.

Medios estadounidenses informaron entonces que el motivo real de su paso atrás se debió a que Nauert tenía contratada una niñera que no tenía permiso para trabajar en Estados Unidos. EFE