Son los creadores de las nuevas tecnologías, pero impiden que sus hijos se acerquen a las pantallas

305

Bill Gates, el cofundador de Microsoft,  no permitió que sus hijos tuvieran un teléfono celular hasta los 14 años; Steve Jobs, creador de Apple, limitaba el tiempo que sus hijos pasaban con nuevas tecnologías e incluso les prohibía usar iPad.

Aunque son los cerebros detrás de la tecnología que atrapa a millones de seres humanos en el mundo, estos creativos -y muchos otros más en Silicon Valley(el punto neurálgico de la economía digital)- no permiten que sus hijos pasen mucho tiempo junto a las pantallas.

De hecho, en Palo Alto- en pleno corazón de Silicon Valley– existe una escuela privada llamada Waldorf of Peninsula, a donde acuden los hijos de directivos de grandes empresas tecnológicas como Apple y Google.

Al contrario de lo que ocurre en casi todas las escuelas del mundo, donde se trata de que la tecnología ingrese a los salones de clase, en este lugar los niños no emplean pantallas hasta que llegan a secundaria.