Diez fascinantes curiosidades sobre la primavera que seguro no conocías

¿Sabías que la primavera nació del término verano? ¿Tenías idea de que esta estación no existe en algunos lugares del planeta? ¿Estás al corriente de por qué hay años en los que se inicia el 20 y otros el 21? Éstas, además de otras curiosidades, os las descubriremos a continuación.

Loading...

La primavera ya está con nosotros, y mientras que para algunos es época de alergias, para otros es una excusa perfecta para disfrutar al aire libre del buen tiempo. Os contamos diez curiosidades y motivos por los que la primavera es una estación tan especial.

1. La época perfecta para verduras y frutas. Desde siempre se nos ha dicho que debemos de comer bastante fruta y verdura. En primavera ya no hay excusas, pues hablamos de la estación en la que más fácil se cosechan este tipo de alimentos.

2. Obtener vitamina D de forma natural. Con la primavera apetece salir a la calle para disfrutar del buen tiempo. Esta estación cuenta con el mejor momento para que el cuerpo absorba vitamina D, la cual mejora el aspecto de nuestra piel, estimula las defensas, equilibra el colesterol y mejora la calidad del sueño, entre otros beneficios.

3. La primavera altera los niveles de testosterona. ¿Alguna vez has escuchado aquello de que la primavera altera las hormonas? Un poco de la mano con el punto anterior, la vitamina D también hace que aumente la testosterona en la sangre y, por lo tanto, un drástico incremento en el deseo sexual.

4. Primavera nació de la palabra verano. Se dice que la palabra primavera nació del término verano, el cual proviene del latín “verno” (que se traduce al español como primaveral o de verano). En la antigüedad se determinaba así a la época más larga del año, pero tras el Siglo de Oro al principio del verano se le empezó a nombrar como “primo vere”. Desde entonces conocemos esta estación como primavera.

5. El astro rey no siempre sale por el este y se pone por el oeste. Probablemente pienses que el sol sale por el este y se pone por el oeste, pero realmente esto solo ocurre dos veces al año. Más concretamente durante los equinoccios de primavera y otoño, cuando los días y las noches duran lo mismo.

6. La primavera no existe en todas las zonas del planeta. ¿Sabías que la primavera no existe en todos los lugares del mundo? Por muy sorprendente que te pueda parecer este dato, la verdad es que esta estación tan solo halla en las zonas más templadas del globo. En zonas tropicales, como por ejemplo la franja que rodea el Ecuador de nuestro planeta, tan solo hay estación húmeda y estación seca.

7. ¿Por qué a veces se inicia el 20 y otros el 21? La primavera casi siempre se inicia el 20 o 21 de marzo, pero a veces también el 19. La razón por la que los equinoccios y los solsticios no siempre llegan en el mismo día es porque la Tierra no gira alrededor del Sol exactamente en 365 días y porque las estaciones están determinadas por cuatro posiciones principales que ocupa nuestro planeta durante su recorrido en torno al astro rey.

8. Las primeras flores en florecer. Las primeras flores en florecer durante la primavera son la prímula, las lilas, la boca de dragón, los zapatos de venus, los claveles, los lirios, los tulipanes, los narcisos y los dientes de león.

9. ¿Existe la fiebre de primavera? El término de “fiebre de primavera” no es ninguna enfermedad, se refiere a los síntomas psicológicos y fisiológicos asociados con la llegada de la primavera. Éstos incluyen una mayor energía, dificultad para concentrarse en las tareas diarias, inquietud, nerviosismo y ganas de salir.

10. La Gran Esfinge está alineada con este equinoccio. La civilización del Antiguo Egipto construyó la Gran Esfinge para que estuviera perfectamente alineada con el equinoccio de primavera.

 

Loading...