Por denunciar el cobro de vacunas asesinaron a hermanos Caballero

Como Frecny José Ramírez Milano, de 24 años de edad, quedó identificado el militar (sargento de la GNB) que murió en un presunto enfrentamiento con funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas y la institución castrense, vinculado supuestamente en el secuestro y posterior asesinato de los hermanos Miguel Caballero (29) y Katerine, de 26 años, quienes residían en Barbacoas del municipio Urdaneta al sur de la entidad.

Loading...

De acuerdo a la información facilitada a los periodistas, los jóvenes eran hijos de una familia de origen canaria, España. Se trata de un empresario relacionado con el mundo ferretero en Barbacoas y la población sureña está consternada ante la tragedia.

Familiares no ofrecieron declaraciones a los periodistas

Como es del conocimiento público, los hermanos se encontraban en su residencia, cuando se presentó un comando armado y se los llevó en contra de su voluntad durante la noche del viernes pasado.

Horas más tarde, en la madrugada del día siguiente, las víctimas fueron asesinadas de disparos en varias partes del cuerpo y además fueron objeto de una brutal golpiza.

Sus cadáveres fueron arrojados en un paraje solitario y despejado de maleza y basura, en una escena muy dolorosa y desgarradora, ubicada en la población de El Sombrero del municipio Juan Mellado del estado Guárico, según las fuentes consultadas.

Se comentó que los hermanos se los llevaron en un vehículo de Katerine. También se comentó que una moto fue quemada por los secuestradores.

CANSADOS DEL PAGO DE VACUNAS
Por otro lado, se informó que el padre de las víctimas, las bandas criminales que actúan al margen de la ley entre los estados Guárico y Aragua, lo mantenían en jaque y a borde del desespero con el pago de vacunas en dólares y euros, incluso fue objeto de un secuestro por integrantes de la extinta organización delictiva lideró “El Picure”.

Ya cansada de tal situación, la familia se trasladó a la Subdelegación de Camatagua, en donde consignó la denuncia.

Al enterarse de la querella, los delincuentes, en un acto de venganza, secuestraron a los hermanos, quienes fueron asesinados a tiros y acto de tortura.

Se comentó que al menos siete personas habrían participado en el acto criminal y uno de ellos cayó en un enfrentamiento con el Cicpc y la Guardia Nacional, ahora las investigaciones se dirigen para dar con el resto de los homicidas.

Se dijo asimismo que los sujetos ya están identificados, pues sus rostros quedaron registrados en las cámaras de videos. El caso se maneja bajo el manto del hermetismo.
Tampoco los familiares del castrense caído en el enfrentamiento que se acercaron a los predios de la Morgue de Caña de Azúcar, ofrecieron declaraciones a los periodistas, solo atinaron a decir lo siguiente: “El tuvo problemas con el Gobierno y por eso lo mataron”.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Loading...