A tiros mataron a dos barberos y un estudiante en Revenga

60

Como Joiner Ademar Rondón (22), estudiante de artes gráficas, así como Anthony Youberth Blanco Rivero (22) y Brance Muñoz (22), hermanos y de oficio barberos, fallecieron a tiros en un hecho que repudiaron los familiares y la comunidad de la parroquia El Consejo del municipio José Rafael Revenga, manifestaron ante los periodistas Noris Rondón, tía de Joiner y Grisel Blanco, madre de Anthony.

Loading...

De acuerdo a sus testimonios, el suceso ocurrió a las 9:30 de la noche del sábado en el sector La Invasión de El Consejo, cuando los hermanos y el primo estaban, con el resto de la familia, preparando un viaje de excursión a las playas de Tucacas del estado Falcón.


Joiner Ademar Rondón (22) y Brance Muñoz, fallecidos

Los trasladaría el padre de los hermanos, quien tiene una camioneta de pasajeros, hasta esa zona turística, y los muchachos, todos ellos de 22 años de edad salieron esa noche a la calle e inesperadamente fueron interceptados por varias personas a bordo de dos vehículos.

Una de las unidades poseía el logo y emblema del Conas, y de allí, en el sector Corocito, se los llevaron con destino desconocido, dijeron las denunciantes.

Posteriormente “nos trasladamos al comando de la GNB, pero los militares no nos ofrecieron información sobre el paradero de los muchachos, y después de recibir un mal trato, nos indicaron que nos dirigiéramos a la PTJ de Maracay”.

– Nos preguntamos lo siguiente: ¿Qué hicieron nuestros seres queridos para que hayan ido a parar a la PTJ? “Inocentes de lo sucedido, nos dirigimos a la Morgue y aquí nos informaron de lo sucedido”.

“Indagando sobre lo ocurrido, nos enteramos que los jóvenes habían muerto en un tiroteo en La Invasión y lo relacionaron con un supuesto enfrentamiento”, comentaron las ciudadanas.

¿Cuál enfrentamiento? Se preguntaron. Ellos eran unos niños que apenas estaban comenzando a vivir la vida y asimismo los vincularon como supuestos secuestradores ¿Dónde están las víctimas del plagio?

– Deben existir denuncias sobre esos hechos. ¿Hasta dónde tenemos conocimiento de causa es que nuestros hijos, nunca llegaron a pisar un comando policial?

Tampoco tuvieron cuentas pendientes con la justicia ni mucho menos andaban por ahí causando problemas a terceras personas. “A ellos los criamos con principios, valores espirituales y trabajadores. Les inculcamos desde niños que las cosas se ganaban con el sudor del trabajo y eso fue lo que ellos hicieron en sus vidas”, expresaron las denunciantes.

Finalizaron diciendo que los muchachos nunca portaron armas de fuego, y el caso será denunciado ante el Ministerio Público. “Aunque la investigación no va a prosperar, pero queremos dejar constancia de que agotamos los canales regulares y algún día, se impondrá la justicia”.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Loading...