Receta : Torta de yuca

Aprende paso a paso cómo hacer un rica torta de yuca. La torta de yuca es un plato muy conocido en algunos países de Sur América como Venezuela, Bolivia y Ecuador, donde la yuca es un alimento muy utilizado.

Loading...

Aunque existen varios tipos de torta de yuca, como la de coco, en RecetasGratis.net te ofrecemos la versión más dulce con queso blanco y caramelo, una combinación exquisita de sabores y textura que te sorprenderá.

Ingredientes:

1 kilogramo de yuca

500 gramos de queso blanco rallado

3 Huevos

3 cucharadas soperas de Mantequilla

500 gramos de Azúcar (2½ tazas)

1 litro de Leche

Caramelo líquido

Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Para hacer esta famosa torta de yuca, usaremos yuca fresca sin cocinar. Pela la yuca, retira el nervio central y ralla por la parte más gruesa del rallador.

2

Bate los huevos por un par de minutos y entonces incorpora la yuca rallada. Aparte, derrite ligeramente la mantequilla en el microondas y añádela a la mezcla. Revuelve el conjunto hasta que se integren los ingredientes.

3

Por otro lado, endulza la leche con el azúcar y cuando esté el azúcar bien disuelto, une a la mezcla de yuca.

4

Ya para terminar con la masa de nuestra torta de yuca, agrega a la masa la mitad del queso rallado y revuelve suavemente hasta repartirlo de forma uniforme.

Para hacer este dulce casero puedes usar queso llanero o cualquier queso fresco salado que no sea excesivamente húmedo.

5

Unta el molde con una capa de caramelo y vacía sobre este la masa de la torta de yuca. Luego añade el resto del queso rallado que ha quedado de los ingredientes. Hornear durante 30 minutos a 180 ºC.

6

Disfruta de la torta de yuca con queso y caramelo en familia. Ya verás como este rico postre tradicional se vuelve uno de tus favoritos. Y si te gustan los postres con verduras, puedes probar el clásico bizcocho de zanahoria o la rica rota de auyama.

Si quieres hacer tu propia base de caramelo puedes echar un vistazo a la receta de caramelo líquido.

Ingredientes:

– 200 g de azúcar
– 2 cucharadas de agua
– 1 poco de zumo de limón

Preparación:

Ponemos un cazo vacío al fuego y dejamos que se caliente-tiene que estar caliente antes de echar el azúcar-. En ese punto ponemos el azúcar y echamos por encima el agua. No removemos y lo dejamos quieto a fuego medio.

Al cabo de un rato veremos como empiezan a formarse burbujas cada vez mayores y poco a poco iremos notando como el azúcar cambia de color y empezaremos a oler a caramelo. Cuando esto suceda, giramos el cazo un poco para que se vaya moviendo el azúcar y se haga bien por todos lados- nunca debemos remover el azúcar con cuchara o similar, siempre girando el cazo-.

Cuando esté el caramelo casi echo, con ayuda de una cuchara si ha quedado algo de azúcar sin disolver en las paredes del cazo, lo bajaremos, pero nada más.

En el momento que esté completamente disuelto y con un tono dorado, echamos unas gotas de limón, removemos girando el cazo y apartamos del fuego.

Dejamos que se temple un minuto y caramelizamos los moldes, echando un poco en el fondo y girándolos para que se raparta bien por todo el interior- muchísimo cuidado con no tocar el caramelo, y mucho más todavía si hay niños cerca, ya que QUEMA-.

Loading...