Asesinaron a tiros a mototaxista por bailar con una muchacha ajena

38

Un nuevo homicidio conmovió a los habitantes del municipio Bolívar, especialmente de los habitantes del sector La Aceitera, en San Mateo, cuando un celópata vio a su novia bailar y bien pegadita con un muchacho y pensando que se la estaban enamorando, asesinó a tiros al ciudadano, hecho ocurrido en presencia de muchos testigos y vecinos de la cuadra.

Loading...

La víctima de ese acto criminal fue identificada como Ferney Alexander Matos Sarmiento, de 25 años de edad, quien residía en la calle principal del sector El Lorza del barrio La Calera en San Mateo y de oficio mototaxista.

De acuerdo a la denuncia, el joven laboraba para la línea de mototaxista La Revolucionaria, en donde venía cumpliendo un servicio social al prójimo, y además se preocupaba mucho por el bienestar de su progenitora y su abuela. Consideraba a las dos damas como el mejor tesoro de su vida y por ellas luchaba incansablemente para que no les faltara la comida.

Y el sábado en la noche, luego de cumplir con sus obligaciones de servidor público, lo invitaron a una fiesta de cumpleaños de una quinceañera en la calle 6 del sector La Aceitera y animadamente se fue a ese parrandón.

Se decía que la quinceañera “botaría la casa por la ventana” y el motorizado no se perdería el sarao. Se trasladó con unos amigos y compañeros de la línea a ese sector y animadamente

pasó las primeras horas de la noche.
En la medida que transcurría el tiempo, entre los invitados surgió una muchacha muy alegre y explotada en el buen sentido de la palabra, comenzando luego a coquetear a Matos Sarmiento.

Lo sacó a bailar y el ciudadano atraído por la belleza, accedió a bailar una pieza con la joven. Le siguió coqueteando e invitándolo a bailar a cada momento. Uno de los tantos temas, la mujer se le pegó al caballero, cuando de pronto y de manera sorpresiva se acercó a la fiesta su novio, quien de inmediato se llenó de celos.

Habría dicho las siguientes palabras: “Mi mujer no la baila nadie y ese tipo me las pagará con sangre. Se retiró del lugar presuntamente a buscar un arma de fuego y al cabo de unos minutos llegó con una pistola.

Delante de los invitados, el sujeto descargó su armamento contra Ferney Alexander, quien cayó herido en plena pista de baile y en medio de un charco de sangre. Seguidamente el homicida salió hacia la calle con la intención de huir.

En ese momento un hermano de la víctima se acercó a la escena del crimen auxiliando a su pariente y se dispuso a trasladarlo todo ensangrentado en una moto hasta un centro asistencial, donde le prestaron los primeros auxilios.

La mayor sorpresa para el familiar del mototaxista es que el delincuente aún estaba frente a la casa y cómo vio a su enemigo aún vivo, se le acercó y lo arremató a tiros. El hermano del herido tuvo que salir corriendo despavoridamente para salvar su pellejo.

En la huida, el delincuente le efectuó dos disparos, según la información facilitada a través de fuentes ligadas a las investigaciones. El hecho como tal ocurrió a las 11:00 de la noche del sábado. El cuerpo fue levantado en horas de la mañana del domingo y sus restos trasladados a la Morgue.

Mientras que en las afueras del Servicio de Medicina y Ciencias Forenses, con sede en Caña de Azúcar se encontraba el padre, Félix Matos, quien en medio de su dolor y tristeza, manifestó, en breves declaraciones a los periodistas, que nadie quiere decir quien fue el individuo que asesinó a su hijo.

También te puede interesar: En Villa Puntica viven de las bondades del lago Los Tacarigua

La gente sabe quien cometió semejante hecho y mi hijo, el segundo de cuatro, no sacó a esa muchacha a bailar. Ella le coqueteaba e incluso lo invitó a mover las caderas. Él era un joven muy trabajador. No descansaba y se preocupaba mucho por su mamá y la abuela. Eso nos tiene consternados a todos, concluyó señalando.

Ahora el caso está bajo averiguación de los funcionarios de la Base de Homicidios de San Pablo y en las próximas horas se tendrán pistas del autor material del crimen cometido contra un joven de San Mateo.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Loading...