Comunidad de Orope reside en el olvido

Tras más de treinta años de fundación de la comunidad de Orope, ubicada en San Mateo, municipio Bolívar, sus pobladores claman insistentemente a la municipalidad que se optimicen las condiciones de los principales servicios públicos, para que de esa manera mejore su calidad de vida.

Entre huecos, basura, canales sin saneamiento y a oscuras viven los residentes del lugar, quienes aseguraron al equipo de este rotativo, pasar «penurias» en materia de inseguridad, generadas por la falta de iluminación. «Aquí debemos resguardarnos al caer la noche, pues la oscuridad sirve de guarida para sujetos, que buscan perpetrar sus delitos y tomar por sorpresa a los más inocentes que salgan a hacer cualquier cosa», comentó Carlos Camacho.


En Orope viven a oscuras

Igualmente, señalaron que la barriada tiene más de diez años que no es tomada por un plan de asfaltado y bacheo, por ende ellos mismos han debido trabajar las calles para de esa manera poder desenvolverse con mejor fluidez ante cualquier acontecimiento que se presente.
«En Orope vivimos centenar de familias y conforme pasa el tiempo hemos resuelto cualquier inconveniente que tengamos, ya sea con el alumbrado, limpieza de los pasos de agua, medio arreglo de los huecos de las calles y hasta recolección de basura. Pero en la actualidad la situación ha empeorado, pues nuestras posibilidades no nos permiten seguir apoyándonos, lo que ha conseguido que nuestra calidad de vida vaya en picada, porque las autoridades n o nos toman en cuenta», manifestó Alice Somaza.
También te puede interesar: Negligencia causó muerte de 11 rinocerontes en verano en Kenia
Por otro lado, en el sitio también comentaron tener inconveniente en lo que representa la distribución de agua por tubería, pues el vital liquido sólo llega una vez cada tres días, consiguiendo que los residentes acudan con sus botellones a las tomas de aguas cercanas.
Ante estos hechos los afectados hacen un llamado a los entes competentes a que se apersonen a Orope y conversen con la comunidad, para que de esa forman sepan las dificultades que los aquejan y puedan buscar soluciones que vayan en pro de su bienestar.
DANIEL MELLADO | elsiglo – La Victoria