Suspenso en educación sexual

84

Una educación sexual prácticamente inexistente, conocimientos de planificación familiar equivocados y un escaso uso de métodos anticonceptivos.

Loading...

Éstas son las causas que explican la disparada tasa de aborto entre las adolescentes que viven en España. Unas 14.000 menores abortaron en 2006, según los datos del Ministerio de Sanidad. Una encuesta entre 350 de ellas revela que la mayoría no sabe cómo evitar un embarazo no deseado.

Preocupa especialmente la deficiente información entre las extranjeras, que ya suponen el 33% de los abortos, un porcentaje que triplica su peso en la población femenina.

Las adolescentes y jóvenes que viven en España abortan cada vez más y más temprano. Hoy las intervenciones de mujeres por debajo de 19 años suponen más del 14% del total (101.592 en 2006).

También te puede interesar: Cómo sobrevive un matrimonio sin sexo, y qué hay que hacer para recuperar la libido

El 52% llega a las clínicas sin siquiera conocer bien los métodos anticonceptivos, según una encuesta realizada por la Clínica Dator de Madrid, a la que ha tenido acceso EL PAÍS. Suspenden en salud sexual. Sobre todo las extranjeras.

El 21% de las adolescentes y jóvenes asegura que no utiliza habitualmente ningún método anticonceptivo, según el estudio de Dator.

El informe, elaborado a partir de 350 entrevistas a jóvenes menores de 21 años que abortaron en esta clínica madrileña en 2006, muestra además que el 33% utiliza preservativo sólo “a veces”.

Sexo inseguro es igual a embarazo no deseado. Una ecuación que se suele dar por sabida pero que para muchas jóvenes aún no está interiorizada.

Más de la mitad de ellas tienen según los datos, siempre o con frecuencia, relaciones de riesgo. Y este porcentaje crece aún más cuando se trata de mujeres extranjeras: un 12,5% de las jóvenes españolas asegura no utilizar preservativo nunca, frente al 39% de las extranjeras.

¿Poca educación sexual? ¿Falta de acceso a métodos anticonceptivos? Muchos no comprenden por qué en una época en la que se habla de sexo abiertamente y en la que los anuncios de preservativos son frecuentes algunas personas sigan sin usarlos.

“Lo que hay es un gran desconocimiento. Las chicas llegan a las clínicas muy despistadas, pero lo peor es que no son conscientes de ello.

Creen que sí tienen toda la información”, asegura Gaël Lévédere, coordinadora del informe.

Las palabras de Lévédere se ven reflejadas en las cifras del informe que, según sus autores, se puede extrapolar a las jóvenes de todas las comunidades.

Un 83% de las chicas embarazadas piensa que tiene mucha o suficiente información sobre sexualidad y anticoncepción. Sólo un 17% cree no tenerla.

Esas carencias en educación sexual son mayores, si cabe, entre las jóvenes inmigrantes. “No es extraño. Están en un país que no es el suyo.

Muchas acaban de llegar y no tienen toda la información. Al desarraigo se añade además ese desconocimiento”, sostiene Lévédere.

Frente al 52% de las jóvenes españolas que saben cuál es el método anticonceptivo más seguro sólo un 25% de extranjeras lo conocen. Lo mismo ocurre con la píldora postcoital.

Un 63% de las españolas asegura no tener información sobre la píldora del día después, un porcentaje que se reduce al 14% entre las españolas.

Esperanza Alonso, psicóloga durante dos décadas en la clínica madrileña conocida por ser una de las más antiguas de España apunta un dato aún más alarmante: “Un porcentaje importante de chicas sigue sin utilizar los métodos adecuados para no quedarse embarazada después incluso de haber tenido un aborto. O no lo utiliza bien”.

El 20% de las jóvenes entrevistadas en el informe habían tenido ya interrupciones voluntarias de embarazo previas.

El 26% de las extranjeras y el 16% de las españolas. Ante estos datos, expertos como Alonso reclaman una asignatura específica de educación sexual.

Sin embargo esta materia sólo tiene un espacio en la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía. Todo ello a pesar de que los datos de Sanidad son similares a los de Dator.

Para 1.679 mujeres menores de 20 años el aborto al que se sometieron en 2006 no era el primero.

El estudio de Dator apunta una explicación para ese motivo: de cada cuatro chicas, tres no han ido a consulta de planificación familiar o ginecología en el año antes a su intervención. Para las jóvenes el acceso a planificación familiar no es tan fácil.

En algunas comunidades, como Madrid, hay que esperar durante meses para lograr una cita en estos centros.

Según la OMS debería existir un centro específico para gente de 10 a 24 años por cada 10.000 jóvenes. España no lo cumple.

Para llegar a esa cifra tendría que duplicar su red de planificación familiar.

Para la coordinadora del estudio otro dato a destacar es la falta de confianza de las jóvenes con sus padres.

El 59% de las chicas mayores de 18 años -momento en el que dejan de necesitar su autorización- no les informa de que va a someterse a un aborto.

Loading...