Cicpc desarticuló un laboratorio donde se fabricaban municiones

De acuerdo a informaciones que se obtuvieron de manera extraoficial, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscritos a la Subdelegación de Mariara, bajo la dirección del comisario jefe Gilbert Amaya, jefe del citado despacho y su homólogo Ramón Duque, supervisor de Investigaciones, habrían ejecutado un certero golpe contra el crimen organizado que pretende sembrar sus bases en el centro del país.

Loading...

A través de una ardua investigación de meses y seguimiento, los sabuesos ubicaron pistas precisas que condujeron a la población de San Joaquín de Carabobo, específicamente en la calle Carabobo y en la parte interna de una vivienda presuntamente asignada con el número 02-08, en horas de la noche del miércoles descubrieron un laboratorio clandestino, en donde fabricaban municiones de distintos calibres.

Los detenidos serán presentados ante un tribunal del Circuito Judicial de Carabobo

Durante las inspecciones de todo el material allí incautado, el personal permaneció en ese lugar hasta en horas de la madrugada de ayer, según lo que se informó extraoficialmente a los reporteros.

Se conoció que el personal policial decomisó un total de 1.200 Primers, marca Parabellum para armamentos calibre 9; 225 puntas para balas calibre punto 40; 670 balas marca FN, calibre 46, unos tres kilos de pólvora; una recargadora de balas, marca Dillon Precisión; una prensa manual, una cacerina para fusil y otros elementos de interés criminalístico.

Evidencias incautadas en el laboratorio

En las investigaciones, los expertos, cumpliendo instrucciones precisas, practicaron la aprehensión de dos personas, identificadas como Franklin Alejandro Trejo Gallego, de 23 años de edad, y José Armando Trejo Gallego, de 18 años.

Los sospechosos serán presentados en el transcurso de las próximas horas por uno de los delitos previsto y sancionado en la Ley para el Desarme y Control de Armas y Municiones, según lo indicado a los periodistas.

Instrumento que se utilizaba para recargar de pólvora los casquillos

Según las averiguaciones iniciales, los administradores de ese laboratorio se dedicaban a la fabricación de esos instrumentos bélicos, considerados como municiones de guerra, las cuales iban dirigidas a bandas organizadas que incursionan en el centro del país y en otras regiones de Venezuela.

Se dijo que el director regional del Cicpc Carabobo y demás funcionarios del ejecutivo regional, acompañados del comisario Amaya y Ramón Duque, ofrecerán hoy viernes una rueda de prensa, en donde darán más detalles del caso y de posibles conexiones con grupos vinculados a la industria del secuestro, sicariato y en otros hechos.

Prensas con las cuales ajustaban y calibraban las balas de distintos calibres

No se descartan que los sabuesos de la Policía Científica practiquen en los próximos días allanamientos en otras ciudades del centro del país y de detengan a nuevas personas.

El expediente quedó abierto se informó a los reporteros.

Loading...