Recetarse en La Victoria cuesta un ojo de la cara

Para los ribenses padecer alguna enfermedad o simplemente realizarse un análisis médico rutinario, al parecer es una magnificencia, pues los costos que mantienen los servicios de consultas del sector médico privado, son como para que los cancele la realeza.

Loading...

En este sentido, en un recorrido realizado por centros de salud privados de la ciudad de La Victoria, se pudo corroborar que para que un ciudadano pueda adquirir una cita con un especialista, debe contar en su cuenta bancaria con por lo menos 10 mil soberanos, pues de esta cifra no bajan los servicios, a los cuales en muchas ocasiones se les debe agregar los estudios pertinentes.

Pese a los costos los ciudadanos prefieren asistir a consultas privadas

Yamilet Torrealaba, ginecóloga victoriana, aseguró que los precios que ella muestra obedecen a los altos costos en los que les son ofrecidos los materiales que utilizan en sus consultas, los cuales no pueden ser rehusados.

“Cuando comencé a trabajar a principios de enero todo como es costumbre presentaba un aumento, pero luego de que las autoridades anunciaran el nuevo salario de los venezolanos, fue insólita el alza que tuvieron los precios, tanto que me vi obligada a ajustar lo que pedía por las consultas o de lo contrario más que ingresos tendría pérdidas. Sólo los guantes subieron más del 50%”, explicó Torrealba.

Katriana Useche, asistente de un cardiólogo de la ciudad, dijo, “lo que se está viviendo en la actualidad es realmente lamentable, he visto como personas de la tercera edad vienen y se deben ir porque lo que cobran no les alcanza para pagar la consulta. Los doctores en muchas ocasiones se encuentran entre la espada y la pared, porque su vocación los invita a curar y tratar de no cobrar, pero la razón les dice que deben pagar gastos para preservar su consultorio”.

Igualmente, en la indagación se conoció que las consultas más visitadas son las que atienden padecimientos femeninos, pues al parecer las mismas mantienen costos más accesibles, con respecto a la de los caballeros que normalmente van a visitar al urólogo. Siendo así que una cita ginecológica sale en 12 mil, mientras que la de urología se remonta en 25 mil.

“Yo soy paciente hipertensa y debo tener un control de visitas y lo que cambió el precio de diciembre a enero, fue un abismo que me dejó sorprendida, ya que debo ver de dónde consigo el dinero, porque es pagar o tener mi vida en riesgo y yo quiero vivir un poquito más”, comentó Graciela Sánchez.

También te puede gustar:Opositores y oficialistas marchan este 23 de enero en todo el país

Carlos Buendía exclamó, “los precios de las consultas están subiendo, pero es un gasto que debemos hacer, porque meternos es un hospital es contraproducente, ya que si vas enfermo sales peor y lo barato sale caro al final. Debemos ingeniárnoslas, nunca había vivido esto en el país”.

Vale destacar que el costo de las consultas va a depender del lugar a donde acuda el paciente y del especialista que lo atienda.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...