Turmereños afectados por la escasez del agua y el gas

Hasta quince días pueden pasar los vecinos de Turmero sin agua, problemática que empeora con el paso del tiempo, y para colmo de males, cuando por sorpresa les llega no les da tiempo de almacenar el vital líquido.

Loading...

Así lo dio a conocer Paulino Martínez, quien explicó que “en el sector Villeguitas va casi un mes sin agua, cuando llega no es constante, es poquita y no da tiempo ni de recoger en pipotes, ya que muchas veces nos agarra fuera de base”.

Cola para adquirir el gas en Turmero

“Eso es un problema hasta de salud ya que el agua es fundamental para todo, y por mi zona habitan niños recién nacidos, ancianos y mujeres embarazadas”, acotó Martínez.

Añadió Martínez que también tiene problemas con el gas, por lo que se han visto en la necesidad de dirigirse a los llevaderos según la finalización del número de cédula de identidad, con el fin de abastecerse del combustible hogareño.

“Por ejemplo a mí me toca comprar los lunes y nos dijeron que no había despacho, que debíamos ir el día martes, lo que trajo como consecuencia que se colapsara el despacho ya que son muchísimas las personas con esta problemática”, denunció.

Por su parte, Yoleidys Reyes, quien habita en Rosario de Paya, comentó que el problema del agua es preocupante en su sector, ya que a medida que se acerca la temporada de verano hay menos agua.

“En el sector donde yo vivo no escapamos a la misma realidad, a pesar que llega con más frecuencia, ya que en horas de la noche se puede almacenar para los quehaceres del hogar”, dijo Reyes.

Pero “desde hace unos días ya ni en la noche llega, por lo que hemos estado hasta tres días sin agua y ya por experiencias anteriores sabemos que a medida que se acerca la época de verano la sequía se intensifica más”.

Agrego Reyes que, a pesar de que en su zona llega el gas, los revendedores hacen de las suyas ya que suelen imponer elevados precios por cada bombona, e incluso no informan del costo sino hasta que son distribuidas a los usuarios.

También te puede interesar: Entre aguas putrefactas y bora viven vecinos adyacentes al lago

Otra afectada por la situación es Yasmín Reyes, quien manifestó que entre el agua y el gas se les va el tiempo; “entre una cosa y la otra a muchas amas de casa, se nos va la semana tratando de almacenar agua para las labores del hogar y perdiendo horas en las largas colas para retirar las bombonas”.

“Muchas veces uno termina agotada con tanto trajín”, añadió Reyes, quien comentó que muchas veces prefieren usar a los bachaqueros del gas y pagar un poco más que pasar trabajo en el llenadero.

NEHOMAR J. AZÓCAR S. | el siglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...