Postergan entrega de propuestas de proyecto eléctrico de 500 KV en Panamá

Cinco empresas precalificadas para la licitación pública de un proyecto eléctrico de 500 kilovoltios para duplicar la capacidad de respaldo del sistema nacional en Panamá, lograron que se le extendiera, por un mes, el plazo de entrega de sus propuestas, anunció este miércoles una fuente oficial.

Loading...

Así lo dijo a Efe durante su participación en un foro sobre el mercado eléctrico el gerente general de la estatal Empresa de Transmisión Eléctrica S.A. (Etesa), Gilberto Ferrari, quien señaló que se accedió a esta prórroga tras una solicitud formulada por el grupo de compañías precalificadas para esta licitación.

referencial

Ferrari indicó que “se les concedió 30 días para que procedieran con esas modificaciones (a sus propuestas), para que entreguen su documentación el 28 de marzo (próximo) en vez del 28 de febrero”, que era la fecha inicialmente indicada.

En su intervención en el foro, el funcionario panameño indicó que en la reunión de homologación del pliego de especificaciones se dieron “extensas solicitudes de ampliación del plazo, y se concedió hasta el 28 de marzo”, la cual ya fue comunicada mediante una adenda.

“Así que los cinco participantes tendrán hasta el 28 de marzo para entregar las propuestas para la configuración que tenemos para este proceso” de este importante proyecto que debe comenzar su operación en 2023, explicó el gerente de Etesa.

Ferrari aclaró que la fecha que se ha estimado para el arranque de operaciones de esta obra va a depender de la duración del proceso de construcción.

Se trata de la Cuarta Línea de Transmisión Eléctrica Chiriquí Grande-Panamá III 500 KV y subestaciones asociadas, el “proyecto de inversión más grande en su categoría en Panamá y Centroamérica”, para el que ya están precalificadas empresas y consorcios de España, China, Brasil, India, Colombia, Francia y Canadá.

Son las empresas y consorcios Interconexión Eléctrica, S.A. E.S.P. (Colombia); China Electric Power Equipment and Technology Co. Ltd. (China); Consorcio Chiriquí Transmisora de Energía (España); Consorcio Four Seasons (India, Francia y Brasil); y Consorcio de Transmisión Vasco Núñez de Balboa (Canadá y España).

Etesa ha buscado el acercamiento con varias comunidades de la comarca Ngäbe Buglé, algunos de cuyos miembros han expresado que se oponen a que el proyecto invada sus tierras, ya que la línea tiene un tercio de ella dentro de la región Ño Kribo de esa demarcación aborigen.

De hecho, según anunció Ferrari, el próximo viernes 1 de febrero habrá “un Congreso Extraordinario Ño Kribo en el cual deben autorizar el inicio del estudio de impacto ambiental”, y su entrega a las autoridades tradicionales de esta comarca, y a las nacionales, para que se den su autorización al mismo.

Etesa recordó el 15 de diciembre pasado en un comunicado, en el que no se precisan montos de inversión, que la cuarta línea “tendrá una capacidad de 1.280 MVA/1.500 MW, con longitud de 317 kilómetros de distancia y 70 metros de ancho de servidumbre”.

Cubrirá una ruta por el Caribe panameño que va desde Bocas del Toro hasta la provincia de Panamá, entre las subestaciones Chiriquí Grande y Panamá III, próximas a construir, según la información oficial.

Una vez operativa, la cuarta línea “incrementará la capacidad de transporte, por tanto, disminuye las pérdidas del sistema, lo que representaría, en términos económicos, entre 20 y 22 millones de dólares menos al año”, dijo Etesa.

La cuarta línea operará inicialmente en su arranque a 230 kilovoltios y posteriormente será ampliada a 500 kilovoltios, duplicando la capacidad de la red que se tiene hoy, explicó el gerente de Etesa en su intervención en el foro. EFE

Loading...