Un cabildo en el exilio respaldó a Guaidó en Miami como presidente legítimo

Unas 250 personas participaron hoy en Miami en el primer “cabildo del pueblo venezolano en el exilio”, en el que se pidió la salida de Nicolás Maduro del poder y se respaldó al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente “legítimo” del país.

Loading...

Los participantes, convocados por diversas organizaciones de la numerosa comunidad venezolana en Miami, se congregaron ante el Consulado General de Venezuela en señal de apoyo a las marchas de protestas que hoy tienen lugar en el país sudamericano.

Consignas como “Guaidó, amigo, el pueblo esta contigo”, “Venezuela libre” y “elecciones libres ya” fueron las más coreadas por los manifestantes, que en su mayoría portaban banderas venezolanas o vestían prendas con los colores de la enseña nacional.

También había carteles dedicados a Diosdado Cabello, presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, para el que en uno de ellos se pedía un juicio como el del “Chapo” Guzmán.

Por la tribuna pasaron el exiliado cubano Jorge Rodríguez; un juez del Tribunal Supremo venezolano en el exilio, Luis Ramos, y una mujer que se identificó como Cristina Cadenas y dijo haber estado detenida y haber sido torturada en Venezuela por razones políticas, además de la activista de derechos humanos venezolana Carmen Giménez, principal organizadora.

Alex Grijak, un venezolano de origen croata que dijo estar en la manifestación como ciudadano, instó desde la tribuna a sus compatriotas de dentro de Venezuela a tomar pacíficamente las oficinas de las instituciones del Estado como manera de ir echando a los “usurpadores del poder”.

También en Miami, según dijo a Efe, los venezolanos deberían tomar el Consulado General, pero como está instalado en una oficina de alquiler, que es propiedad privada, se intentará hacer mediante una acción judicial que se va a emprender para desalojar a los “ocupantes ilegales”.

El Gobierno de Estados Unidos, al igual que el de otros países europeos y latinoamericanos, no reconoce el mandato presidencial que Nicolás Maduro asumió el pasado 10 de enero, debido a que emana de unas elecciones celebradas en mayo sin participación de la oposición unida, que tampoco reconoció.

Algunos de los oradores agradecieron la postura del Gobierno de Donald Trump frente a Venezuela y otros instaron a no parar hasta haber echado a “todas las dictaduras” de América Latina.

El exiliado cubano Jorge Rodríguez, al que la organizadora apodó el “bueno”, para diferenciarlo de su homónimo chavista, responsabilizó al castrismo de la crisis venezolana y la nicaragüense y aseveró que será “arrasado” como el chavismo. EFE

Loading...