Es normal sentir un poco de escozor si tuviste un encuentro muy fogoso y apasionado, pero ¡ojo! es normal por algunos minutos, no cuando permanece el ardor por días.

Loading...

Sucede que cuando eres penetrada con los dedos, con algún vibrador o en el coito común, puedes sufrir pequeñas heridas en tus paredes internas, dependiendo de la intensidad de las penetraciones, de la lubricación y demás factores.

también le puede interesar: Jueza bloquea reforma de Trump que busca limitar el acceso a los anticonceptivos

También debes estar pendiente del tipo de ardor que tienes, si por ejemplo es más fuerte cuando tu pareja eyacula dentro de ti, entonces ¡sí! se debe a una pequeña rotura que sufriste y debido a los componentes del semen se incrementa el dolor.
¿Ya sabes que se debe a una mini herida? Entonces, sigue estos trucos:

Cuando hayas terminado el coito, lava bien tus manos e introduce dos dedos y ábrelos. Esto hará que los fluidos que quedaron, fluyan fuera de tu cuerpo. Repite el proceso hasta que estés “limpia” de residuos.

Lávate con un poco de agua con una pizca de sal al terminar cada relación sexual, esto mantendrá tu flora limpia y la protegerá de bacterias. Además, la sal ayuda en la pronta cicatrización de las heridas.

Hazte ducha vaginales con agua fría, esto saciará la intensidad del ardor.

Loading...