Las mujeres españolas advierten que no permitirán un retroceso en igualdad

Miles de mujeres tiñeron hoy de morado, el color del feminismo, las calles de España para reivindicar sus derechos y advertir a los partidos políticos que no permitirán que se dé “ni un paso atrás” en materia de igualdad.

Loading...

Los pactos alcanzados por el conservador Partido Popular (PP, centroderecha), con Ciudadanos (liberales) y la ultraderecha de Vox para formar gobierno en la comunidad autónoma de Andalucía (sur) -donde hoy se celebró la primera sesión del debate de investidura de Juan Manuel Moreno (PP)- fue el detonante para que el movimiento feminista español volviera a las calles.

cortesía

Unas protestas que el líder de Vox en Andalucía, Francisco Serrano, calificó de violencia callejera al considerar que no es legítimo que los colectivos feministas se manifiesten “para impedir derechos y libertades de la democracia”.

Los postulados de la formación de ultraderecha en contra de los derechos de la mujer, poniendo en duda la violencia machista, exigiendo que se derogue la Ley actual de Violencia de Género y cuestionando los datos oficiales sobre víctimas y denuncias hicieron que las mujeres españolas alzaran de nuevo la voz.

“Nuestros derechos no se negocian. Ni un paso atrás en igualdad” fue el lema bajo el que se celebraron concentraciones en un centenar de ciudades españolas y que fueron el pistoletazo de salida al “largo historial de movilizaciones constantes, permanentes e insistentes” que anunciaron las organizaciones feministas.

Andalucía encabezó estas protestas con una movilización frente al Parlamento regional con motivo del debate de investidura, una concentración en la que participaron unas 2.000 personas.

Horas después, las concentraciones se sucedieron en un centenar de ciudades españolas, y en muchas de ellas, además de los colectivos feministas, participaron representantes de los gobiernos autonómicos y locales.

Además de en Madrid, otra de las protestas más numerosas fue en Barcelona (noreste) donde unas 3.000 personas, según fuentes policiales, mostraron su apoyo a las mujeres de Andalucía, una solidaridad que recibieron también desde otras ciudades del resto de España.

A nivel internacional el movimiento feminista celebró concentraciones en Buenos Aires, Berlín, Bristol, Toulouse y París.

Para la secretaria de Estado de Igualdad del Gobierno de España, Soledad Murillo, el movimiento feminista en España “no tiene marcha atrás” y hoy pidió a los hombres que estén reflexionando que “pasen a la acción y que no sea un tema de mujeres”.

Algo que ya hizo la Asociación de Hombres por la Igualdad de Sevilla, la capital andaluza, que recogió más de 30.000 firmas para pedir a Moreno que como nuevo presidente de la Junta de Andalucía se comprometa públicamente a no derogar la ley de violencia de género.

En los quince primeros días de 2019, dos mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en España.

En 2018 fueron asesinadas 47 mujeres y 977 desde que en 2003 empezaron a contabilizarse los crímenes machistas. EFE

Loading...