CACIQUE

La animadora venezolana Erika de la Vega subirá de nuevo a las tablas, esta vez en el Teatro Colony de Miami, para dar vida a la historia de una mujer que desde su infancia ha convivido con la depresión aguda de su madre, los intentos de quitarse la vida y una lucha constante por anclarla justamente a las cosas maravillosas de la vida. Dirigida por el también venezolano Michel Haussman, la obra tratará el tema de la depresión pero vista desde el punto de vista del humor.

Loading...

El tema de esta obra se torna particularmente relevante tras los suicidios de personalidades como Kate Spade y Anthony Bourdain. Además del creciente número de casos de depresión en el país.

También le puede interesar: Cardenal venezolano llevará al vaticano documentos sobre el milagro de José Gregorio Hernández

Las cifras de depresión en territorio estadounidense son alarmantes. Según el último estudio conducido por la aseguradora Cigna uno de cada cuatro estadounidenses raramente o nunca siente que está rodeado de gente que verdaderamente lo conoce; dos de cada cinco creen que sus relaciones no son importantes y que están aislados del resto; y uno de cada cinco dice que casi nunca se siente cercano a la gente. Incluso seis de cada 10 sienten que sus intereses e ideas no son compartidos por quienes le rodean.

La estrella venezolana aclaró que el tema no guarda relación con su vida ya que ella nunca ha tenido ese tipo de depresión, pero sí momentos duros. No ha actuado pero es experta en comunicar eventos cotidianos con su particular humor, en sus monólogos. Esta vez interpretará a un personaje ofreciendo su manera de ver las cosas.

De la Vega quien afirma que no ha sufrido de depresión personalmente, pero que ha tenido que batallar en contra de la nostalgia, al abandonar Venezuela.

También afirma que el humor le ha salvado de la nostalgia y ha ayudado a que su situación sea más llevadera.

Loading...